La Verdad

El juez deja libre a Oleguer Pujol pese a la petición de cárcel del fiscal

vídeo

Oleguer Pujol acompañado de sus abogados a su llegada a la Audiencia Nacional. / Efe I Atlas

  • Le impone las medidas cautelares de retirada de pasaporte, comparecencia quincenal en el juzgado y prohibición de salir de España

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dejado en libertad provisional a Oleguer Pujol Ferrusola, hijo menor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, tras su comparecencia como investigado. El magistrado que indaga el origen de la fortuna y los negocios familiares no ha secundado la petición de prisión provisional sin fianza de la Fiscalía Anticorrupción, que ha argumentado que el acusado ha seguido delinquiendo con la investigación en marcha y mientras sus cuentas estaban bloqueadas por orden judicial.

Pese a decretar libertad provisional, el juez De la Mata ha impuesto a Oleguer Pujol las siguientes medidas cautelares: comparecencias quincenales ante el juzgado más próximo a su domicilio, retirada del pasaporte y prohibición de salida del territorio nacional. El incumplimiento de alguna de ellas supondrá la revocación de su libertad.

Anticorrupción había solicitado de forma previa el ingreso en prisión preventiva del acusado tras escuchar su declaración durante casi cuatro horas en la Audiencia Nacional. Se le imputa indiciariamente un delito de blanqueo de capitales por los 2,5 millones de euros percibidos por su mediación en la operación de compra-venta de 1.152 sucursales del Banco Santander en 2007 por unos 2.300 millones. Lo hizo actuando en representación de la sociedad limitada Samos Servicios y Gestiones SLU.

Oleguer fue detenido en octubre del pasado año por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, pero quedó en libertad provisional horas después. Su causa pasaría de forma posterior al juzgado de la Audiencia que indaga el origen de la fortuna familiar.

Reiteración delictiva

Según los fiscales del caso, Belén Suárez y José Grinda, el menor de los Pujol-Ferrusola transfirió los 2,5 millones a una cuenta en Miami en diciembre de 2015, a pesar de que desde marzo de ese año ya tenía sus cuentas bloqueadas. Por este motivo, los representantes del Ministerio Público consideran que incluso sabiéndose bajo investigación judicial siguió realizando actos opacos y ocultando dinero a la Administración de Justicia.

La reiteración delictiva es uno de los presupuestos recogidos en la ley para el ingreso en prisión provisional, al igual que el riesgo de fuga o la destrucción de pruebas.

El abogado de Oleguer Pujol, que está siendo investigado desde 2014, ha admitido que ingresó ese dinero en Miami (Estados Unidos) porque ningún banco español -se ha mencionado La Caixa- le admitía el cobro debido al bloqueo de sus cuentas. Sin embargo, luego lo volvió a traer a España para invertirlo en Bonos del Tesoro, un argumento que no ha convencido a los fiscales. Éstos también sospechan de otra operación que hizo en 2013 -a su hermano mayor Jordi Pujol Ferrusola se le empezó a investigar a principios de ese año- y que consistió en el traspaso de dinero a una sociedad panameña, Aegle, junto a su exsocio Luis Iglesias.

El fiscal Grinda también ha destacado que, a pesar de que Oleguer Pujol realizó dos regularizaciones de fondos opacos depositados en el extranjero en los años 2012 (amnistía fiscal del Gobierno) y 2013, no incluyó en ellas su parte del dinero procedente de su abuelo fallecido y que se encontraba oculta en una cuenta de Andorra. Precisamente, éste fue el origen de la causa penal que afecta a casi todos los miembros de la familia, incluido el expresidente Jordi Pujol y su mujer Marta Ferrusola.

Sin embargo, no fue hasta 2014, tras estallar el escándalo de la herencia oculta admitida por su padre en una carta, cuando incluyó esa cantidad, que superaba los 100 millones de pesetas, en una declaración extemporánea complementaria. "Tuvo dos ocasiones anteriores para regularizar y no lo hizo de forma completa", ha justificado el fiscal Grinda tras concluir la declaración.