La Verdad

El rey Juan Carlos recurre ante el Supremo la admisión de la demanda de paternidad

vídeo

Don Juan Carlos. / Afp | Vídeo: Ep

  • La demandante Ingrid Sartiau también recurre al no recibir respuesta a su solicitud de que el exjefe del Estado se realizara un análisis de ADN

El rey Juan Carlos I presentó un recurso ante el Tribunal Supremo contra la admisión a trámite de la demanda de filiación interpuesta por la ciudadana belga Ingrid Sartiau. La demandante, según confirmó el alto tribunal, también presentó un recurso en esa misma instancia judicial tras no recibir respuesta a su solicitud de que don Juan Carlos se someta a un análisis de ADN.

La defensa de don Juan Carlos se apoya en las contradicciones del abogado de la supuesta hija de don Juan Carlos y Liliane Sartiau, madre de la demandante, tras sus apariciones en los medios de comunicación. El recurso también resalta la falta de datos sobre el lugar donde la pareja se habría conocido, aunque en posteriores declaraciones la supuesta hija dijo que fue en Marbella, y el desconocimiento del nombre del hotel de la Costa del Sol donde, según reseña la ciudadana belga en el acta notarial, su madre mantuvo en diciembre de 1965 una relación sexual esporádica con el entonces príncipe Juan Carlos. En aquellas fechas, el entonces Príncipe estaba casado desde hacía tres años con doña Sofía y habían nacido sus dos hijas Elena y Cristina.

El acta notarial que aportó la ciudadana belga en su demanda ante el Supremo también señala que su supuesto padre tenía 31 años, cuando en realidad tendría 27 ya que nació en 1968.

El Supremo informó que ahora dará traslado de los recursos a la parte contraria y al fiscal para que proporcionen su parecer. Una vez que se presenten los informes de las partes, para lo que tienen un plazo de veinte días, la Sala resolverá.

Encuentro en 'Casa Lucio'

El pasado enero la Sala de lo Civil del Supremo admitió a trámite la demanda al entender que concurrían los requisitos legales para ello, aunque las pruebas presentadas eran insuficientes, pero constituían «un principio de prueba» y la jurisprudencia establece que en esos casos se debe aceptar la demanda.

La petición avaló como principio de prueba un encuentro de Sartiau, de 48 años, con una persona que le aseguró que «era otro hijo biológico» del exjefe de Estado, nacido fuera del matrimonio con doña Sofía. La cita fue el 23 de marzo de 2014 en un popular restaurante de Madrid, 'Casa Lucio'. Y el interlocutor, según recoge la demanda, «fue un tal don Felipe, que trabaja en la Zarzuela» y que le manifestó en esa comida que a ella se la consideraba hija del Rey.

Esta información fue confirmada a este periódico por el abogado de la demandante, Jaume Pararols, un día después de que el pleno de la Sala Civil del Supremo admitiera a trámite la demanda, el 14 de enero. El letrado confirmó ese encuentro con el citado «Felipe», a quien describió «como un hombre rubio, de 43 años, de 1,85 metros y ojos azules». El hoy rey Felipe VI tenía en esa fecha 46 años y mide 1,97 metros.

La sala también valoró como principio de prueba otro contacto de la demandante con una persona próxima a don Juan Carlos. Se tata de los correos electrónicos que Sartiau intercambió con José Guijarro Romanov de Clonard Borbón, primo lejano del Rey, en la que éste la reconocía como miembro de su familia. José Guijarro es el IX Conde de Clonard en España y príncipe Romanov, heredero del Zar Miguel II.