La Verdad

El cuerpo del militar fallecido llega a Córdoba

vídeo

La esposa del fallecido. / Efe

  • El cabo Soria Toledo falleció en el curso de un ataque del Ejército israelí contra posiciones de Hezbolá

El cadáver del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido ayer en el Líbano, ha llegado al aeropuerto de Córdoba y será trasladado al Instituto Anatómico Forense de la capital cordobesa para practicarle la autopsia.

Los restos del militar han llegado a Córdoba en un helicóptero procedente de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), hasta donde llegó desde Líbano en un avión de la Fuerza Aérea española.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha presidido el acto de llegada del féretro en Córdoba y, una vez se practique la autopsia al cadáver, los restos mortales del cabo Soria se desplazarán hasta Cerro Muriano (Córdoba), donde se ubica su unidad, la Brigada de Infantería Mecanizada Guzmán el Bueno X (Brimz X).

El cabo será condecorado con la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, la máxima distinción militar, al haber fallecido en acto de servicio y reunir las condiciones por su trayectoria en las Fuerzas Armadas y su servicio en Líbano, donde se ha desplegado en dos ocasiones.

El cabo Soria, de 36 años, murió ayer en el sur del Líbano en el marco de la escalada de la violencia entre Israel y el grupo chií Hizbulá.

Compañeros del cabo Francisco Javier Soria Toledo portan el féretro con sus restos mortales.

Compañeros del cabo Francisco Javier Soria Toledo portan el féretro con sus restos mortales. / Efe

El féretro con los restos mortales del cabo partió de Líbano sobre las 9.30 horas en un Airbus A310 de la Fuerza Aérea española.

El cabo Soria, de 36 años y natural de Málaga, ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004 y pertenecía a la Brigada de Infantería Mecanizada 'Guzmán el Bueno' X de Cerro Muriano (Córdoba). Se encontraba en Líbano desde el pasado noviembre, aunque era la segunda vez que participaba en la misión de Naciones Unidas en Líbano (FINUL).

En el cuartel de Cerro Muriano tendrá lugar mañana, viernes, a mediodía el funeral, al que está previsto que asistan tanto el ministro de Defensa, Pedro Morenés, como el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez. En este acto de despedida el ministro impondrá al cabo la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo.