La Verdad

vídeo

La infanta Cristina. / Foto: Jaime Reina (Afp) | Vídeo: Europa Press

La infanta recurre la decisión de Castro de sentarla en el banquillo

  • Apela directamente ante la Audiencia Provincial con la doctrina Botín como argumento

Los abogados de la infanta Cristina han recurrido hoy la decisión del juez José Castro de sentarla en el banquillo como "cooperadora necesaria" de los dos delitos fiscales de su marido.

El último cartucho del equipo jurídico de Miquel Roca (habida cuenta de que Castro dejó que contra su auto de apertura de juicio oral del 'caso Nóos' no cabía recurso alguno) ha sido presentar un recurso de apelación directamente ante la Audiencia Provincial.

Según fuentes judiciales, el argumento de Roca es ir contra la decisión de Castro de dar "legitimidad" a Manos Limpias para llevar al banquillo a la duquesa sin el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción y de la Abogacía del Estado. O sea, de nuevo invocar la 'doctrina Botín', según la cual no es posible enjuiciar a nadie por delito fiscal si las víctimas de ese ilícito -la Fiscalía como defensora del interés general y la Abogacía como defensora de Hacienda- no se sienten agraviadas.

Como ya hiciera en su escrito de defensa presentado este mismo diciembre, Roca incide, una vez más, en que el artículo 782 de la ley de Enjuiciamiento Criminal establece que "si el Ministerio Fiscal y el acusador particular solicitan el sobreseimiento de la causa (...) lo acordará el juez". Y todo ello, además de la doctrina del Supremo que libró del banquillo al expresidente del Banco de Santander.

La defensa de Cristina de Borbón ya anunció que veía viable el recurso porque el escrito de Castro no era un "simple auto de apertura de juicio oral más", sino que era una resolución en la que el instructor creaba una suerte de nueva doctrina propia, una interpretación personal puesta en marcha "exprofeso" para sentar a la infanta en el banquillo. Miquel Roca llegó a afirmar hace unos días que el juez Castro había creado una doctrina "novedosa y excepcional en la historia judicial española" para justificar que Manos Limpias en solitario lleve a la infanta hasta la vista oral.

Y todo ello, sostuvo el letrado catalán, obviando por completo que la 'doctrina Botín' está "muy establecida y muy consolidada". Y en esa línea, el escrito de la defensa de la infanta incidirá en Castro se ha amparado en los votos particulares "que no resultaron ganadores en la sentencia" del Supremo que generó la 'doctrina Botín'.