La Verdad

El juez investiga el patrimonio del expresidente navarro Miguel Sanz

El expresidente de Navarra y de Caja Navarra, Miguel Sanz.
El expresidente de Navarra y de Caja Navarra, Miguel Sanz. / Archivo
  • La Audiencia Nacional ordenó el mes pasado reabrir la investigación sobre la fusión y salida a Bolsa de Banca Cívica, incluyendo también la parte relativa a Caja Navarra

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha solicitado a la policía que investigue el patrimonio de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra y de Caja Navarra, y de Enrique Goñi, ex director general de Caja Navarra.

Eloy Velasco ha tomado esta decisión, según informa este miércoles 'Diario de Navarra', en un auto dictado apenas un mes después de que la Audiencia Nacional ordenara reabrir la investigación sobre la fusión y salida a Bolsa de Banca Cívica, incluyendo también la parte relativa a Caja Navarra.

En concreto, el juez ha pedido a la UDEF que "investigue y elabore un informe sobre las transferencias de dinero o de cualquier tipo de activo hacia los querellados derivadas o que traigan su razón directa o indirecta" de operaciones sobre las que la asociación Kontuz pide una investigación.

Kontuz solicitaba en su denuncia que se investigaran, entre otras cuestiones, las operaciones de prejubilaciones realizadas en Caja Navarra y la contratación de personas externas, la expansión de oficinas de la Caja entre 2002 y 2008, o diversas operaciones de inversiones inmobiliarias.

El auto del juez pide investigar el patrimonio de las personas querelladas por Kontuz en este caso, sin citar expresamente nombres, si bien la medida afecta a Miguel Sanz y Enrique Goñi.

Cabe recordar que el propio Eloy Velasco había archivado el caso Banca Cívica y decidió enviar a la juez de Pamplona la parte de la denuncia relativa a Caja Navarra. Sin embargo, el pasado mes de noviembre la Audiencia Nacional ordenó que reabriera el caso porque quedaba documentación pendiente de aportar.

En concreto, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó al juez la continuación de las actuaciones de investigación, en concreto, "el requerimiento de la documentación necesaria y demás que fueren precisas para la conclusión de la pericia, tras lo cual deberá procederse por el instructor a una nueva valoración de los hechos objeto del procedimiento en su conjunto, con absoluta libertad de criterio".