La Verdad

Medio millar de inmigrantes intentan entrar en Melilla

  • Melilla vuelve a pasar una noche de intenta presión migratoria que ha forzado a mantener activado el protocolo anti-intrusión de la Guardia Civil durante más de dos horas ante el peligro de posibles entradas a través del vallado fronterizo

En torno al medio millar de inmigrantes de origen subsahariano, divididos en al menos dos grandes grupos, intentaron aproximarse a la valla de Melilla por distintos lugares de la frontera con Marruecos entre las 05:00 y las 07:30 horas de la mañana.

El grupo más numeroso, conformado por más de 250 inmigrantes, lograba, minutos antes de las 07:00 de la mañana, acercarse a la alambrada española por la zona cercana al cementerio musulmán, entre el aeropuerto y el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

La rápida respuesta de las Fuerzas Auxiliares marroquíes impidió avanzar al grueso del cúmulo de inmigrantes que finalmente se quedó a poco más de 100 metros de lograr alcanzar la valla.

La Delegación del Gobierno ha querido destacar la eficaz cooperación de las fuerzas marroquíes que, en todo momento, actuaron coordinadas con los efectivos de la Guardia Civil asignados a la custodia de la frontera sur de Europa.

Y es que ha sido el llamado ‘sistema de alerta temprana’ de la Benemérita el que, como en la mayoría de las ocasiones, ha alertado a las fuerzas magrebíes de la presencia de hileras de personas que bajaban a gran velocidad de las lomas del monte Gurugú, donde se asientan los campamentos clandestinos.

Desde el lado español fueron desplegados con rapidez, además del helicóptero encargado de la vigilancia de las fronteras, varias unidades de la Comandancia de la Guardia Civil y al menos dos Unidades Básicas de Actuación Reforzada pertenecientes a los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) llegados como refuerzo a Melilla desde diferentes puntos de la geografía española.

Con las aproximaciones de hoy ya son más de 15.000 las personas que han intentado entrar a Melilla saltando la valla en estos once meses transcurridos de 2014, siendo algo más de 2.100 los que lo han conseguido.

Las organizaciones sociales que trabajan a ambos lados de la valla cifran en algo más de 600 las personas que pueden en estos momentos estar sobreviviendo en los campamentos del monte Gurugú a la espera de intentar entrar a Melilla.

A pesar de estas cifras, la presión ha descendido después de un mes de octubre en el que se produjeron tres saltos por semana. Los acercamientos de hoy son los segundos que se producen en todo el mes de noviembre en el que sólo ha habido una noche de saltos, la del pasado día 17, en la que tan solo un inmigrante logró el objetivo de llegar y permanecer en suelo europeo.