La Verdad

«Buena sintonía» en el encuentro entre Felipe VI y Obama

El rey Felipe VI saluda a Barack Obama durante el encuentro en Nueva York
El rey Felipe VI saluda a Barack Obama durante el encuentro en Nueva York / Casa Real
  • El Rey de España y el presidente de EE UU examinaron las "excelentes" relaciones bilaterales en el ámbito político, económico y cultural, así como la evolución de distintos conflictos internacionales, durante la primera reunión entre ambos

El Rey de España, Felipe VI, y el presidente de EE UU, Barack Obama , examinaron las "excelentes" relaciones bilaterales en el ámbito político, económico y cultural, así como la evolución de distintos conflictos internacionales, en una primera reunión que demostró la "buena sintonía" entre ambos.

El encuentro, que se celebró en el Hotel Waldorf Astoria, sede de la delegación estadounidense que participa en la Asamblea General de la ONU, duró casi media hora, "más de lo previsto", según informaron fuentes oficiales, que consideraron "bastante probable" que en la reunión se tratara la candidatura española al ingreso en el Consejo de Seguridad como miembro no permanente.

Sobre si analizaron durante la entrevista la crisis de Siria tras los recientes bombardeos, las mimas fuentes indicaron que sólo podían confirmar que se había hecho un "repaso somero" a conflictos internacionales de actualidad e insistieron en que se trataba de una "primera toma de contacto" entre ambos.

En esta primera reunión de Obama con Felipe VI, que se celebra tres meses después de la proclamación del monarca español, ambos tuvieron ocasión asimismo de hablar de la presencia hispana en EEUU y, en este contexto, de la próxima celebración de una efeméride que conmemora la huella de España en el actual territorio estadounidense.

No hay confirmación sobre si los dos jefes de Estado comentaron la posibilidad de alguna próxima visita de Obama a España y tampoco sobre si examinaron las perspectivas económicas de este país y sus expectativas de recuperación en el capítulo dedicado a examinar las relaciones económicas bilaterales.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, el embajador en Washington, Ramón Gil-Casares, y el jefe de la Casa del Rey , Jaime Alfonsín, asistieron a este "encuentro positivo", que se desarrolló en un "clima muy distendido y cordial" y al que acudieron, por parte de EEUU, la consejera de Seguridad, Susan Rice, y el embajador en España, James Costos.

El Rey de España mantuvo posteriormente sendas entrevistas con los presidentes de Corea del Sur, Park Geun-hye, y de Túnez, Moncef Marzouki, antes de regresar, acompañado por la Reina Letizia, al Hotel Waldorf Astoria para asistir a la recepción ofrecida por Obama a todos los jefes de delegación participantes en la Asamblea General de la ONU.

Por la mañana, el monarca intervino por primera vez ante Naciones Unidas con un discurso en la Cumbre sobre el Cambio Climático en el que animó a todos los países a "forjar un compromiso global y duradero" y "acelerar el paso" ante un reto que, según subrayó, "ha adquirido una mayor urgencia" y "amenaza los equilibrios básicos que hacen posible la vida" y la continuidad de la civilización

En las pausas entre su actividad en la sede de la ONU y sus compromisos bilaterales, acudió a las oficinas de la misión española en Naciones Unidas, donde firmó, en el ejercicio de sus funciones constitucionales, el decreto correspondiente al relevo de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro de Justicia.

Por su parte, la reina Letizia se reunió a lo largo de la mañana, en tres encuentros consecutivos, con los máximos responsables de Unicef, la OMS y la FAO, junto a quienes examinó proyectos de colaboración españoles con estas organizaciones y, en el caso de las dos últimas, abordó los preparativos de la cumbre de Roma sobre Alimentación del próximo noviembre, a la que ella asistirá.