Zorita: «Este protocolo no es el mismo que se me facilitó en su día»

Fuentes Zorita./E. Botella/ AGM
Fuentes Zorita. / E. Botella/ AGM

El exportavoz del PSOE en el Consistorio admite su «sorpresa» al conocer que el Real Murcia había cedido las plusvalías del complejo urbanístico

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

El antiguo portavoz socialista en el Ayuntamiento de Murcia José Salvador Fuentes Zorita se encontró ayer con el complicado ejercicio de subrayar todas las sombras que rodearon en su día el proyecto Nueva Condomina y, a la vez, de explicar las razones por las que él mismo, y sus nueve compañeros de grupo, respaldaron el plan urbanístico. Su posición la resumió cuando sostuvo, a modo de conclusión, que «yo voté un convenio, pero no todo lo que se pudo manejar en torno a ese convenio».

Zorita arrancó su declaración como testigo señalando que no fue informado de la firma del Protocolo Marco entre el alcalde Cámara y Samper y que solo unos cuantos meses más tarde, a través de la prensa, se enteró de la existencia de ese documento. «Pedí una copia a la Secretaría General del Ayuntamiento y me dieron una copia», señaló.

Cuando el fiscal hizo que se le mostrara el protocolo que figura en las diligencias, el socialista rechazó que se tratara del mismo documento que le entregaron a él hace 18 años. «Este es mucho más extenso. El que se me facilitó solo tenía dos folios y además recuerdo que la fecha había sido tachada con 'Tipex'. Se le había quitado la fecha de abril y se le había puesto la del 12 de julio», advirtió, para estupor de todos los presentes.

«Yo voté un convenio, pero no todo lo que se pudo manejar en torno a ese convenio»

En el protocolo suscrito entre Cámara y Samper -cualquiera que fuera el que realmente se firmó- se expresaba que el Real Murcia sería quien se aprovechara de las plusvalías, que es algo que finalmente no se recogió en el convenio urbanístico. «Cuando me enteré de que el Real Murcia había cedido todos sus derechos a una firma de Samper -explicó-, me sorprendí», en apariencia de manera negativa.

Lo que hizo Fuentes Zorita en particular, y su grupo en general, fue presionar al equipo de gobierno del PP para que incluyera en ese convenio que el Real Murcia tendría que beneficiarse del proyecto urbanístico. «Gracias a eso el club no ha desaparecido», declaró, ufano. Sin embargo, el fiscal trató de hacerle ver que esa coletilla no había tenido repercusión alguna en la práctica, ya que ni se establecían cantidades concretas que las sociedades de Samper tuvieran que aportar, ni tampoco se fijaba el periodo durante el cual tendría que abonarlas.

Ante tal afirmación, Zorita señaló que ya advirtió en su día que iba a estar vigilante de que ese compromiso se cumpliera y que, finalmente, ante la evidencia de que no estaba ocurriendo así, el PSOE encargó un informe para tasar los beneficios que había obtenido el empresario y acabaron presentando una denuncia en la Fiscalía. Esa acción dio lugar a la apertura de las diligencias conocidas como el 'caso Umbra', de las que acabó derivándose la pieza 'Nueva Condomina'.

Cuando el fiscal le preguntó por las razones por las que se cedió la gestión del campo de golf a las empresas de Samper, en lugar de asumirlo el municipio o sacar su explotación a concurso, el socialista explicó que «se nos dijo que la explotación de todo el complejo la iba a llevar el Real Murcia».

«El Real Murcia no», le advirtió el acusador público. «Lo llevaba una sociedad de Samper».

«Bueno, cuando digo el Real Murcia me refiero a las empresas de Samper. El Real Murcia bastante tenía ya con dedicarse a lo suyo», fue la curiosa respuesta que ofreció.

«Todo queda claro»

Ayer, el PSOE en el Consistorio de Murcia emitió un comunicado para expresar que «hoy es un día destacado porque hemos podido dar todas las explicaciones acerca de la postura del Grupo Municipal y esperamos que todo esté suficientemente claro para que no vuelvan, ni el PP ni nadie, a manipular nuestro voto y a utilizarlo como escudo protector de Miguel Ángel Cámara».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos