Solo el 5% de las 800 empresas del sector del mueble reutilizan la madera

Un ingeniero del Centro Tecnológico del Mueble y la Madera de la Región realiza unas pruebas en el taller. /Cetem
Un ingeniero del Centro Tecnológico del Mueble y la Madera de la Región realiza unas pruebas en el taller. / Cetem

Un proyecto del centro tecnológico forma a las compañías para que evolucionen hacia una economía circular

ÁNGEL ALONSO

Renovar lo viejo para hacerlo nuevo. Es la economía circular que desde el norte de Europa está demostrando al resto del continente que se pueden reutilizar los materiales para que tengan un nuevo ciclo de vida. En ese camino de la 'refabricación' está trabajando el sector del mueble y el Centro Tecnológico del Mueble y la Madera de la Región (Cetem). Este organismo está involucrado en el proyecto europeo denominado 'Erasmus+ Furn360', cuyo objetivo es desarrollar un currículo europeo de formación para que las empresas sean capaces de evolucionar desde el actual modelo lineal de fabricación a uno circular.

La patronal estima que solo el 5% de las cerca de 800 empresas que hay en la Región en el sector del mueble trabajan ya reutilizando la madera. Según explican, «las firmas de mayor tamaño en Yecla ya lo están haciendo en sus procesos de fabricación. Están abriendo el camino al resto de compañías».

La Unión Europea tiene claro que el actual modelo no es sostenible. Los recursos no son infinitos y el medio ambiente no va a soportar mucho más la constante producción de elementos nuevos desde materiales nuevos. Por eso, ha creado un consorcio con este proyecto, formado por seis organizaciones de Bélgica, Alemania, Finlandia y España, con Cetem y la Agrupación Empresarial Innovadora de Fabricantes de Muebles de la Región de Murcia (Amuebla).

La UE tiene claro que el actual modelo no es sostenible, pues los recursos no son infinitos

Durante los primeros meses de trabajos, las organizaciones han elaborado un estudio con el que poder identificar las buenas prácticas de economía circular que ya se estén llevando a cabo en las empresas. Para ello, han contado con la participación de 30 compañías del sector de nueve países de la Unión Europea: Bélgica, Francia, Holanda, Alemania, Portugal, Reino Unido, Italia, Suecia o España. Una de las primeras conclusiones que sacan es que «solo se reutiliza un 10% del material reciclado, para la fabricación de muebles en el viejo continente. Por eso hay que formar a las empresas en la producción interna pero también sobre cómo tienen que comunicar a los consumidores».

Incremento de los precios

Según Josefina Garrido, representante de Amuebla, «el mayor negocio de esta economía lo generan los canales de distribución y el marketing, por encima del fabricante». Esta experta del sector sostiene que «la economía circular también está en la base inicial de la producción con diseños sostenibles». Y añade que «lo malo es que la inclusión de lo sostenible puede incrementar el precio del producto, pero al final es un compromiso con el medio ambiente que no tiene que ser solo del productor, sino también del consumidor».

«El consumidor se fija cada vez más en si lo que está comprando pertenece a una economía circular», afirma Garrido. Si el mueble o el sofá que quiere adquirir cuenta con elementos reciclados o reutilizados.

Desde la Asociación Regional del Mueble y la Madera (Arema) explican que las empresas del sector en la Región se enfrentan a varios retos. «Por un lado, que nuestro producto, tradicionalmente, no llega al consumidor final, sino que lo hace a través de intermediarios. Y, por otro, la incipiente investigación acerca de la reutilización de los diferentes componentes, que aún no ha dado muchos frutos», sostiene el presidente de Arema, José Antonio Ortega. Solamente estos dos puntos suponen un reto para la vuelta a la cadena productiva de recursos y materiales.

Más

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos