Quisieron encubrir a un amigo ebrio simulando que era otro quien conducía

El coche de los tres arrestados, momentos después de que se produjera el siniestro./L.V
El coche de los tres arrestados, momentos después de que se produjera el siniestro. / L.V

ÁNGEL ALONSO

La Policía sospecha que hubo 'cambiazo' al volante. Dos jóvenes de Yecla fueron detenidos por un presunto delito contra la administración de Justicia, como sospechosos de encubrir a un tercero, también arrestado, que habría cometido un delito contra la seguridad vial.

Las detenciones se produjeron días después de un grave accidente de tráfico ocurrido en el casco urbano de Yecla, en el que varias personas resultaron heridas, entre ellas, un niño de cuatro años de edad que tuvo que ser ingresado en el hospital Virgen del Castillo. Los hechos tuvieron lugar durante la multitudinaria cabalgata de las fiestas de San Isidro, cuando dos turismos chocaron lateralmente en la confluencia de las calles Molino y General Cabanellas. Hasta la zona se desplazaron varias patrullas de la Policía Local. Los agentes identificaron a todos los que aseguraron ser ocupantes y conductores de los vehículos implicados.

Sin embargo, los policías notaron «algunas extrañas circunstancias». Tras distintas diligencias practicadas a las 48 horas siguientes al siniestro, detuvieron a tres jóvenes, vecinos del municipio. Según fuentes consultadas por este diario, los agentes creen que dos de los ocupantes de uno de los turismos «se confabularon para, justo en los instantes posteriores al accidente, llamar a una tercera persona que no iba en el coche siniestrado y que afirmó ser el conductor del coche».

Fuentes policiales explicaron que el supuesto falso conductor se personó en el lugar antes de que llegaran los efectivos, «e incluso antes de que las ambulancias atendieran a los heridos. Y se identificó como conductor de uno de los vehículos implicados». Sin embargo, las diligencias realizadas por los agentes apuntan a que esa persona no era la que conducía.

Según explican desde este cuerpo de seguridad, «todos los ocupantes iban bajo la influencia de bebidas alcohólicas por los claros síntomas externos que presentaban, a excepción del que dijo ser el conductor. No tenía síntomas de ningún dolor, ni daño personal tras el grave impacto. Hay contradicciones en las declaraciones y existen indicios para arrestar a estos tres jóvenes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos