La primera mujer al frente del movimiento agrario

Adela Bernabéu, en plena vendimia. / A. A.

Adela Bernabéu es elegida presidenta local de Coag

ÁNGEL ALONSOYECLA

Es la primer mujer en ponerse al frente de una organización sindical agraria en la Región de Murcia. Se llama Adela Bernabéu y ha sido elegida presidenta local de Coag en Yecla. Recibe a 'La Verdad' en su lugar de trabajo: su finca en el Llano de Quintanilla. Allí se mezclan los cultivos con una casa rural mirando a la Sierra de Salinas que también gestiona. Hoy tiene huéspedes de origen británico. La imagen del agricultor sin formación académica se diluye con esta mujer que se dirige a sus clientes en inglés para explicarles dónde dejará las llaves de la casa rural. Acto seguido coge las tijeras de vendimiar y se une a la cuadrilla que en esta soleada mañana está recogiendo el fruto de un año de trabajo.

Antes de llegar a la presidencia local de Coag, esta agricultora ha estado en la directiva local del sindicato, hasta que le ha llegado la hora de dar el salto. «Ya era hora de que alguna mujer se echara para adelante», reflexiona Adela Bernabéu, quien ha sentido todo el apoyo de sus compañeros y de la junta ejecutiva que le acompaña. Desde pequeña ha vivido cerca del campo. Hija y nieta de agricultores, Bernabéu se alejó durante una época de su hábitat, hasta que comprobó que lo que realmente le apasionaba estaba fuera del asfalto y de las oficinas. «Volví y me di cuenta de que es maravilloso, que merece la pena», confiesa.

Como buena mujer del campo, sabe muy bien lo que necesitan y reclaman los agricultores. «Lo primero, los precios; los costes están por encima de lo que recibimos en ocasiones». Subraya además la necesidad de asegurar el relevo generacional. «Hay que captar a la gente joven para que dé un nuevo impulso al sector», señala.

La nueva responsable local de Coag insiste en que las mujeres se impliquen en el mundo agrario, dominado tradicionalmente por los hombres. Entre los asuntos con los que tendrá que lidiar destaca la proliferación de explotaciones intensivas en el término municipal de Yecla. «Es algo que nos preocupa mucho, porque condiciona la mano de obra y los recursos disponibles. Hasta ahí puedo decir», advierte.

La agricultura -recuerda- es uno de los principales motores económicos de la ciudad, aunque a veces el sector se siente «marginado» en comparación con la industria del mueble. «Pero, sí, somos agricultores y hemos ayudado a muchas personas en los años de dura crisis», recalca Bernabéu. La nueva presidenta de Coag en Yecla tiene por delante dos años de liderazgo al frente de la organización agraria, que pueden prolongarse a cuatro si se renueva el mandato.

Temas

Yecla

Fotos

Vídeos