Multan a una empresa de muebles con 45.000 euros por vertidos ilegales

El Ayuntamiento impone la sanción por acumular residuos en un solar sin autorización

ÁNGEL ALONSO

La mayoría cumple, pero hay algunas empresas que no. El Ayuntamiento de Yecla ha remitido una carta a una empresa del sector del mueble en la que se le sanciona con una multa de 45.001 euros por acumular en un solar una gran cantidad de residuos de la actividad industrial que realiza. Se trata de una firma, cuyo nombre el Consistorio no ha querido hacer público, que llevaba los desechos de su actividad a un espacio que no estaba autorizado y que supone una infracción a la ley de protección medioambiental y también a la ley estatal de residuos y suelos contaminados, según ha comentado el concejal de Seguridad, Juan Miguel Zornoza.

La empresa recibió la notificación y la obligación de limpiar en terreno. «De hecho ya está limpio» y ahora tendrá que pagar la multa o recurrir ante la propuesta de sanción municipal ya que el expediente está abierto. Se trata de una «infracción considerada grave» que acarrea una multa que puede ir desde los 45.001 euros al 1.750.000 euros, según se establece en la normativa. En lo que va de 2017 son 58.000 euros los que suma el Ayuntamiento en propuestas de infracciones de este tipo.

Lo normal es que el Consistorio yeclano encuentre infracciones que se sancionan con multas leves que acarrean un coste de unos 900 euros cada una de ellas. Durante el pasado año 2016 fueron 17 las sanciones que se redactaron desde el ayuntamiento. «Las empresas tienen sus gestores de residuos por lo que cada vez es menor el número de empresas que son detectadas realizando estos vertidos», comentó Zornoza.

Los servicios de limpieza y las patrullas de la Policía Local de Yecla son los encargados de denunciar los vertidos que, en algunos casos, dejan huella en sus actos. En más de una ocasión los residuos que tiran llevan el logotipo identificativo de la empresa. Toda una ayuda a la hora de saber quién es el infractor.

No solo los vertidos se producen en solares abandonados, sino también los servicios de limpieza encuentran restos de actividad industrial en contenedores. «Este tipo de actos conllevan un sobrecoste para el ayuntamiento porque ese contenedor ya no se puede tirar al camión de la basura. Ese contenedor se tiene que llevar al ecoparque y allí se distribuye. Eso supone un coste tres veces mayor del resto de basura que se recoge», comenta el edil.

Fotos

Vídeos