El líder del mueble da un repaso a Miras

Juan Hernández, Juan Antonio Marco, López Miras y el alcalde. / CARM

Pedro Arcas pide más apoyo y reivindica el papel de los industriales locales en la gala por el 40 aniversario de Arema

ÁNGEL ALONSOYECLA

La Asociación Regional del Mueble y la Madera (Arema) celebró su 40 aniversario con una gala a la que asistieron el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras; el consejero de Desarrollo Económico, Juan Hernández; el director del Info, Joaquín Gómez; y el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, entre otros representantes públicos, que fueron testigos de primera mano del repaso crítico que dio a la política regional el presidente de los industriales, Pedro Arcas, quien aprovechó la cena del viernes para poner los puntos sobre las íes en algunos temas y abrir debates pendientes ante cerca de un centenar de invitados, la mayoría empresarios.

Desde el minuto uno, Arcas no dejó pasar la oportunidad para dejar claro a López Miras que no era la noche de la diplomacia sino de expresar que los empresarios necesitan hechos y no buenas palabras. «Señor presidente, aquí no hay multinacionales del Ibex pagando el 1% en Irlanda. Aquí hay grandes empresarios que se levantan todos los días dejándose la piel y se juegan su patrimonio para sacar adelante una empresa. No somos el típico charlatán de puro y copa que se dedica a hablar por ahí», le expresó con firmeza el representante de Arema.

Por su parte, López Miras pidió tiempo porque «soy un político valiente y lo demostraré en estos dos años», a la vez que tuvo palabras de reconocimiento para los logros alcanzados por el sector, «que ha sabido reinventarse en plena crisis».

Arcas exigió soluciones, porque «es muy bonito que nos digan las autoridades que debemos ser 4.0, debemos innovar , invertir... sí, lleváis razón, pero, ¿a qué velocidad van los políticos? Van muy por detrás de las empresas. Hagan por ser más eficientes».

El presidente de los empresarios retó a los políticos a que «¡contraten a un trabajador un día!, verán las hojas que hay que firmar». Y recordó una reclamación que cada día suena más entre el mundo empresarial. «Siempre las inspecciones se hacen a los mismos y pido, por favor, que a ver si alguna vez un solo inspector nos dice en qué nos puede ayudar, qué necesitamos, cómo puede hacer que nuestros trabajadores puedan estar mejor... eso no existe. Al final, los funcionarios que van a las empresas son perros de presa a recaudar y el que le pone el collar al perro son los políticos. No nos engañemos».

Sobre la burocracia, expresó que es «ridículo que tengamos que ir a una ventanilla a presentar un papel que nos han dado ustedes y si lo pierdes parece que se te ha caído el mundo». Tampoco dejó pasar la oportunidad para hablar del impuesto de sucesiones. «Es el mayor robo que se ha inventado nunca: te cobran porque se te ha muerto el padre. Es el colmo», y pidió «valentía para cambiarlo».

Eso sí, agradeció al Info su apoyo durante los últimos años, «aunque cuesta mucho hacer entender a sus técnicos que quienes saben del sector somos nosotros. Nosotros nos jugamos nuestro dinero y sabemos a las ferias a las que debemos ir».

A todas las formaciones políticas también les dedicó unas palabras porque «cada vez que les hemos llamado nos han atendido y han tenido una actitud positiva». Al final de su intervención apuntó los retos que tiene el sector, como el relevo generacional, los nuevos canales de venta y la innovación.

Más

Fotos

Vídeos