La autovía del Altiplano crece y pone a Murcia a dos horas de Valencia

La apertura del tramo Jumilla-Yecla facilita el itinerario más corto entre ambas capitales, ahorra combustible y da mayor seguridad

MANUEL BUITRAGO ÁNGEL ALONSO
Viernes, 6 octubre 2017, 13:29

El eje del Altiplano, una de las autovías con mayor rentabilidad social y económica del país, abrió ayer al tráfico el nuevo tramo entre Jumilla y Yecla con los beneficios esperados: la capital del mueble rompe su aislamiento del resto de la Región y se coloca a 45 minutos de Murcia, con un ahorro de media hora. Asimismo, acerca a Murcia y Valencia, cuya distancia se podrá cubrir en dos horas; a la vez que supone otro paso en el corredor interior que conecta la Comunidad Valenciana con Andalucía.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene a la Región muy incrustada en su agenda oficial y ayer realizó una nueva visita para inaugurar este tramo de 23,4 kilómetros. Con el conflicto de las obras del AVE de Murcia como telón de fondo, destacó la importancia que representa la autovía A-33 (Blanca-Fuente la Higuera) como corredor y recordó que la inversión global será de 540 millones cuando esté concluido. Falta por licitar el tramo hasta Caudete, mientras que la circunvalación de esta última se adjudicará en breve. Está en obras la parte final hasta Fuente la Higuera, que ya estrenó su nueva variante.

Tiempo
Acortará aún más el viaje entre Murcia y Valencia cuando finalicen los tramos que faltan. Ahora es de dos horas, o menos.
Tráfico
La intensidad media diaria supera los 13.000 vehículos, de los que 5.500 son industriales.
Combustible
Un camión ahorrará 5,1 litros de gasoil entre Jumilla y Yecla.
Mantenimiento
Habrá un ahorro en los trabajos de conservación durante el invierno, al descender la altitud. También se reducirá la emisión de CO2.
Suma de ahorros
43 mills/año

El ministro precisó que la continuación de la autovía hacia Caudete se licitará el año que viene con una inversión de 140 millones de euros. Una fecha que dejó frías las aspiraciones de los yeclanos, que esperaban ver la máquinas este año.

El tramo Jumilla-Yecla se abrió al tráfico un año antes de lo previsto. Esto ha compensado en parte el retraso histórico de esta infraestructura para los habitantes del Altiplano, una comarca que estaba desligada de la red de autovías. Esta obra se notará en el bolsillo de los conductores porque los camiones consumirán 5,1 litros menos de gasóleo, al evitar el paso por el tramo montañoso.

Esta autovía tendrá un rápido retorno de la inversión. Es el itinerario más rápido y barato entre Murcia y Valencia, separadas por 212 kilómetros. Existen otras cuatro rutas alternativas, tres de ellas por autovía, que comunican ambas capitales. En relación con la autopista del Mediterráneo AP-7, el ahorro será de 25 minutos, con el añadido de que no habrá que pagar peaje. Los otros itinerarios discurren por Alicante-Alcoy, por Elche para enlazar por Fuente La Higuera, y por Abanilla hasta llegar a Yecla. La nueva autovía permitirá un ahorro anual de 42,6 millones de euros -de los que más de la mitad beneficiarán directamente a los conductores- y amortiguará los costes de las empresas.

Más

Secciones
Servicios