Todos los grupos refrendan en una sesión extraordinaria su rechazo a la granja porcina

El alcalde Ortuño (c) presidió el Pleno extraordinario, ayer. / A. A.
El alcalde Ortuño (c) presidió el Pleno extraordinario, ayer. / A. A.

Tomás Fuertes defiende la iniciativa empresarial y califica de «caprichos» el intento de paralizar el proyecto

ÁNGEL ALONSO

La totalidad de fuerzas políticas representadas en el Consistorio yeclano -PP, PSOE, IU y Cs- y los dos concejales no adscritos aprobaron ayer de forma unánime un texto en el que muestran el rechazo del Ayuntamiento al proyecto de una explotación porcina junto al Monte Arabí. En un Pleno extraordinario y urgente, la Corporación municipal solicitó a la Consejería Medio Ambiente de Castilla-La Mancha la suspensión de esta construcción hasta hallar un mejor enclave. Igualmente, se aprobó iniciar las acciones legales para lograr que el Monte Arabí sea respetado «por lo que representa para Yecla».

Durante la sesión también se solicitó a la Consejería de Turismo de la Región de Murcia la elaboración de un documento en defensa del interés público, cultural, turístico de este patrimonio cultural yeclano. Asimismo, se remitirá a la Unesco la copia del expediente que consta en el Consistorio, con el fin de que se pronuncie en aras del grado de protección y se dé traslado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Por último, el alcalde, Marcos Ortuño anunció que mañana se reunirá él y los portavoces municipales con el responsable de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha para tratar el asunto.

«Legal y honesto»

Por su parte, el presidente del Grupo Fuertes, al que pertenece la empresa Cefusa, impulsora de la granja, salió ayer en primera persona a defender el proyecto. En declaraciones a RNE, Tomás Fuertes calificó de «caprichos» el intento de paralizar la iniciativa. Entiende que no hay razones para parar lo que está amparado por la legalidad. Lo primero que aseguró el máximo mandatario de la compañía, es que el proyecto es «legal y honesto...nosotros hacemos cosas que son honestas y legales». Además, añadió que podría irse con su actividad empresarial a otro lugar si no se le permite realizar los proyectos que tiene la empresa. «Si inicias una cosa y no la haces...tendremos que irnos a otra Región, a otro país, a desarrollarla».

Tomás Fuertes no tiene dudas a la hora de afirmar que el medio ambiente y los derechos humanos «hay que respetarlos, por principio», pero deja claro que, a su juicio las protestas que hay en Yecla por el asentamiento de la granja porcina en el término municipal de Montealegre (Albacete) no están justificadas. En este sentido, asegura que «los caprichos y los activistas» son los que están tratando de frenar el proyecto, aunque «en España no estamos para caprichos».

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos