El Grupo Fuertes, promotor de la granja de cerdos, se compromete a proteger el Monte Arabí

La empresa está dispuesta a reunirse con el alcalde Ortuño, pero sin renunciar a instalar la explotación

A. M. Q. / A. D.

La empresa Cefusa, perteneciente al Grupo Fuertes, propietaria de la futura granja de cerdos que se va a construir a escasos metros del Monte Arabí, en Yecla, pero en el término municipal de Montealegre del Castillo (Albacete), asegura que se compromete «a respetar al máximo» el entorno natural, aunque sigue adelante con el proyecto. Alega que cuenta «con todos los permisos pertinentes en materia medioambiental, sanitaria, de seguridad y de bienestar animal», conforme exige la ley.

En un comunicado informa de que «la filosofía empresarial de esta compañía es la de cumplir la normativa vigente en materia medioambiental, sanitaria, de seguridad y de bienestar animal». Así, «el proyecto de Cefusa cuenta con la autorización ambiental integrada, concedida por las administraciones competentes, que es la garantía de que el emplazamiento elegido en este municipio de Albacete para construir un nuevo centro ganadero, es el adecuado». Y añade que la empresa «aplicará los mejores métodos disponibles en materia ambiental para minimizar cualquier impacto hacia las personas y el paisaje colindante». Además, «este nueva iniciativa creará una veintena de puestos de trabajo directos que serán cubiertos por personas seleccionadas entre la población de la zona cercana a la ubicación de la nueva instalación».

Desde la compañía alhameña muestran también su disposición a reunirse con el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, pero dejando clara su postura para seguir adelante con esta instalación, «puesto que las administraciones competentes ya se han pronunciado favorablemente». También hacen hincapié en que el proyecto contempla que la granja no será visible en ningún momento desde el mirador del Monte Arabí, al ubicarse en la zona posterior del enclave natural.

Una ubicación alternativa

El Consistorio por ahora no se resigna y promete seguir luchando para que la granja no se instale en el lugar previsto, recomendando otras ubicaciones que causarían menos daños al Monte Arabí.

Aunque su reacción en contra del proyecto y estas explicaciones no han convencido en absoluto a la oposición ni a los ecologistas de Anida, que acusan de «pasividad» al equipo de gobierno por la postura mantenida hasta que este tema ha explotado. Por el contrario, el primer edil afirma que se «reaccionó a tiempo desde que Montealegre nos comunica la intención de la empresa».

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos