Un edil que vive a 2.000 kilómetros de su concejalía

Ricardo de Jesús Duque, en 2014, cuando tomó posesión de su cargo./A. Alonso
Ricardo de Jesús Duque, en 2014, cuando tomó posesión de su cargo. / A. Alonso

Ricardo Duque, que sustituye a Inmaculada García tras su dimisión, reside en Escocia, aunque ha aceptado la cartera de Inmigración

A. ALONSOYECLA

¿Se puede ser concejal a 2.000 kilómetros de distancia? Esa es la pregunta que la sociedad yeclana se hace al conocer que Ricardo de Jesús Duque Vargas, número trece en la lista electoral del PP de Yecla en los últimos comicios de 2015 y actualmente residente en Escocia, va a entrar a formar parte de la corporación. Será la persona que llegue al ayuntamiento en sustitución de la edil Inmaculada García, que dimitió hace unas semanas.

Durante los últimos días se estaba a la espera de que Duque aceptara o no entrar a formar parte de la Corporación municipal. No ha sido una decisión sencilla, ya que en la actualidad vive en Edimburgo, donde reside junto a su familia, y allí también tiene su actividad profesional.

Sin embargo, el propio alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, ha confirmado que Ricardo Duque quiere entrar a formar parte del equipo de gobierno que dirige. «Vendrá a Yecla una semana al mes para realizar la labor de concejal y asistir a los plenos. Llevará la concejalía de Inmigración», ha explicado Ortuño.

La oposición advierte de que el coste de los viajes tendrá que pagarlo de su bolsillo

De origen colombiano y de 38 años de edad, Duque ya formó parte de la corporación municipal en 2014, cuando entró también sustituyendo a otro concejal que dimitió. Desde entonces, la vida del futuro edil cambió y se trasladó fuera de Yecla, donde llegó en el año 2000 atraído por el desarrollo industrial de la ciudad. Se casó en este municipio y sus dos hijos han nacido en la localidad. Se espera que en el pleno de marzo, que se desarrollará la semana que viene, se comience con el proceso legal para completar así la Corporación. Un proceso que puede tardar más de un mes. Pero las opiniones a favor y en contra de que gobierne en la distancia no se han hecho de esperar demasiado.

En el seno del equipo de gobierno, en cualquier caso, se confía en que Duque pueda ejercer sin problema sus funciones y se destaca «el compromiso personal» del nuevo concejal, quien además tendrá que costearse de su bolsillo los gastos que supone venir desde Escocia una vez al mes.

Fuentes municipales aseguran que Ricardo Duque les han transmitido una gran ilusión y determinación por ejercer su labor pública pese a la distancia. «Se ha organizado con la empresa para la que trabaja y con la familia para hacer posible su presencia en Yecla. Es un sacrificio grande, pero lo quiere hacer», explican.

Voces discordantes

Pero hay voces discordantes. El grupo municipal de Izquierda Unida públicamente ha mostrado sus dudas y exige que el consistorio yeclano «no tenga que asumir los gastos de transporte del concejal, que cobrará por su asistencia a plenos y a las comisiones a las que acuda». Además, esta formación considera que un concejal debe vivir entre los vecinos que representa para conocer las necesidades que tienen día a día y poder prestarles la atención y el servicio al que todos los ciudadanos tienen derecho.

Desde Izquierda Unida también reprochan al alcalde la redistribución de las concejalías. La concejal saliente gestionaba Turismo, Empleo y Formación. Carteras que irán a parar a manos de otros concejales que sumarán más responsabilidades.

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos