La edil de Turismo pide disculpas

Inmaculada García, ayer./A. A.
Inmaculada García, ayer. / A. A.

Inmaculada García admite que «no fue mi mejor noche», tras el incidente que la llevó a Comisaría, pero «es una cosa que le puede pasar a cualquiera»

ÁNGEL ALONSOYECLA

Pide perdón, pero no deja su cargo. Ayer fue un día complicado para la concejal de Turismo del Ayuntamiento de Yecla, Inmaculada García, después de ver reflejado en 'La Verdad' su incidente a las puertas de una discoteca de la ciudad, que desembocó en su traslado, el pasado domingo de madrugada, hasta la comisaría de la Policía Nacional en la ciudad.

Horas después de conocerse algunos detalles de lo ocurrido esa noche, decidió salir ante los medios de comunicación, seguramente empujada por el alcalde, Marcos Ortuño, y el equipo de gobierno. Una jornada en la que se agotaron las baterías de los móviles en varias ocasiones. Y es que había expectación por si dicha concejal tomaba la decisión de dimitir, aunque la «marcha atrás» ha sido de las denominadas de baja intensidad. La edil, sola ante los micrófonos de la sala de prensa del Consistorio, pidió literalmente «perdón». García dijo que «no fue ni mi mejor día ni mi mejor noche. Me vi envuelta en unos incidentes», sin entrar en detalles de lo ocurrido. «Fue un cúmulo de situaciones que desembocaron en decisiones equivocadas como salir sin documentación a la calle», manifestó.

Luego comenzó el capítulo de disculpas «a todos los implicados esa noche y al pueblo de Yecla por el cargo representado. Pido disculpas a los agentes, a los trabajadores, a mis compañeros del Ayuntamiento y, especialmente, al alcalde. Esto es un hecho que no debería haber sucedido, pero sucedió. No se volverá a repetir jamás», dijo la concejal responsable del área turística. Además, expresó que su familia lo está pasando mal por lo ocurrido y por eso, «especialmente, quiero pedirle disculpas a mi familia porque están sufriendo esta situación. Lo siento de verdad».

Comparecencia de 3 minutos

En apenas tres minutos, la concejal despachó la comparecencia ante los medios de comunicación. Luego llegaron varias preguntas, pero Inmaculada García no tenía muchas ganas de contestar. Venía con el guión hecho, seguramente no por ella, y no se quiso salir ni un milímetro de lo que decían los papeles. «He venido a pedir disculpas. No quiero que la gente se cebe más con este asunto. No voy a hablar más. Es una cosa que le puede pasar a cualquiera». Esa fue la respuesta a la pregunta de por qué el lunes, a preguntas de los periodistas, dijo que no había pasado nada a las puertas de la discoteca.

A la concejal popular no pareció que le gustase mucho la labor de los periodistas, porque «si digo A o B cogen y ponen el abecedario entero». También se le requirió para que narrara lo que hizo mal esa noche y cómo fueron los acontecimientos. Sin embargo, la edil volvió a contestar que «si he pedido disculpas es porque algo ha pasado. Evidentemente. Y ya está. Y he venido a pedir disculpas y muchísimas gracias». Así concluyó la intervención. Mientras, el resto de formaciones políticas permanecieron ayer en silencio absoluto.

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos