«¿Y qué le digo al Rey y a la Princesa?»

La joven yeclana Marina García (2i), de frente, en la recepción con la Familia Real./ Casa del Rey
La joven yeclana Marina García (2i), de frente, en la recepción con la Familia Real. / Casa del Rey

Marina García, del IES Azorín, representa a la Región en la entrega del Toisón de Oro a la primogénita de Felipe VI

CARMEN ORTÍNYecla

«¿Y qué le digo yo al Rey Felipe VI y a la Princesa Leonor?». Esta duda asaltó el pensamiento de Marina García Carpena desde que supo que era uno de los veinte niños -de todas las comunidades autónomas- invitados a la ceremonia de imposición del Toisón de Oro a la Princesa de Asturias, que tuvo lugar el pasado martes en el Palacio Real. Sin embargo, esta yeclana, de 13 años, ganadora del concurso '¿Qué es un rey para ti?' en su edición de 2014 en la Región, una vez pasados los nervios iniciales disfrutó de un encuentro que nunca olvidará.

Marina reconoce que durante la recepción tuvieron «una conversación muy cercana. Me preguntaron qué deporte hacía, en qué curso estaba, cosas muy normales. Además estaba con un grupo de amigas que conocí, que venían de otros lugares, y nos fuimos moviendo y hablando con otros grupos». La emoción de lo vivido lo refleja también su madre, Mari Carmen Carpena, para quien «cruzar el patio del Palacio Real, subir las escaleras y entrar en los salones engalanados para el acto, y saber con las personalidades que íbamos a coincidir ha sido impresionante y un lujo haber vivido este momento histórico».

Y es que, si duda, fueron testigos privilegiadas de una cita importante para la historia de la Nación, con el reconocimiento a la primogénita de los Reyes como heredera de la Corona española. Un acontecimiento que la Casa del Rey quiso celebrar de una forma especial con la presencia de una veintena de escolares del país, que fueron testigos privilegiados.

La joven yeclana, alumna del instituto Azorín, había tenido ya ocasión de estar cerca de un miembro de la Familia Real, aunque «la primera vez, solo pude conocer al Rey, porque el resto estaba de viaje y en otros actos, por lo que no tuve la oportunidad de verles y saludarles, pero esta vez sí y además conocí a los Reyes Juan Carlos y Sofía, a la infanta Elena y a otras personas muy importantes. Fue un momento impresionante, me lo pasé muy bien y fue superchulo». Con esa naturalidad describe Marina el acto institucional.

Hace una semana recibieron la primera llamada oficial para invitarles a ir a la celebración del 50 cumpleaños del Rey, «Nos dijeron que Marina había sido seleccionada en representación de la Región. En ese momento yo estaba en el trabajo y Marina tenía previsto ir a un campamento bilingüe; fue algo totalmente inesperado y no sabía muy bien cómo responder a esa invitación. Pero, inmediatamente, pensé que tenía que aceptar y les dije que sí íbamos. En una semana todo estaba organizado, aunque con mucho sigilo, porque hasta el último momento no supimos los detalles», recuerda Mari Carmen.

Madre e hija viajaron desde la estación del AVE de Villena a Madrid, cogieron un taxi hasta el hotel, dejaron el equipaje y dieron una vuelta por la ciudad, era la víspera del acontecimiento. «Estaba muy nerviosa y muy impresionada por el aspecto inmenso de una ciudad como Madrid», dice Marina. Al día siguiente, llegaron al Palacio Real en grupo, junto al resto de escolares invitados y sus padres, y la cortesía y el trato protocolario se hicieron notar. Marina no perdió detalle y así lo relata: «Nos retiraron los abrigos, nos indicaron dónde nos teníamos que colocar para la foto y dónde nos teníamos que sentar para el acto, nos dijeron lo que íbamos a hacer, a quién íbamos a conocer y nos explicaron cómo iba a ser el acto».

Quién le iba a decir a Marina en 2014 que volvería a estar con la Familia Real. Sin embargo, alguien bromeó con que podría haber una tercera vez, «para la boda de la Princesa Leonor». Tiempo al tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos