Acude a una comisaría de Yecla a preguntar por un amigo y acaba en el calabozo por conducir ebrio

A. ALONSO

Un hombre de origen boliviano fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol cuando acudió a la Jefatura de la Policía Local de Yecla para interesarse por un compatriota suyo que horas antes había sido también detenido por el mismo delito. La cronología de la doble detención comenzó a las cinco de la tarde del martes en el cruce de la calle Maestro Mora con Cura Ibáñez con el choque de dos turismos. Uno de ellos se saltó un ceda el paso, sin heridos. La prueba de alcoholemia que los agentes realizaron a los conductores implicados dio positivo para uno de ellos, un varón de unos 25 años y de nacionalidad boliviana, que fue detenido por un presunto delito contra la seguridad vial.

Horas después, cuando este detenido estaba en el calabozo, un segundo sujeto se acercó a comisaría alegando que era amigo del detenido. Los agentes percibieron que este individuo, también de origen boliviano, presentaba signos de haber consumido alcohol. El hombre salió de comisaría y se montó en un coche, pero una patrulla le dio el alto y le sometió a una prueba de alcoholemia, en la que arrojó una tasa que casi triplicaba la permitida. Así, los dos amigos pasaron la noche juntos en el calabozo, pendientes de pasar a disposición judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos