La Verdad

Ocho mil vecinos reclaman alejar del casco urbano las antenas de telefonía

Dos vecinos observan la exposición de planos del nuevo plan urbano de Yecla.
Dos vecinos observan la exposición de planos del nuevo plan urbano de Yecla. / A. S.
  • El plan urbano recibe 314 alegaciones, la mayoría relacionadas con «intereses particulares» sobre futuros desarrollos

El periodo de alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOUR) de Yecla se ha cerrado. Durante estos meses se ha atendido a 761 personas, que han realizado más de 1.000 consultas sobre el nuevo documento, según datos aportados por el equipo de gobierno.

Al final han sido 314 alegaciones formales las que se han registrado por parte de particulares, una cifra que es inferior a lo que preveían en el Consistorio. «Creo que han sido pocas, pensábamos que iban a ser más porque a la primera fase fueron 2.700 alegaciones», aseguró a 'La Verdad' el concejal que ha coordinado el nuevo plan urbano de Yecla, Juan Miguel Zornoza.

Muchas de esos escritos responden a intereses particulares de los vecinos. Algunos solicitan que las unidades de actuación sean más reducidas; otras que el vial paralelo a la actual Ronda Norte no se realice. También hay sobre zonas inundables y una presentada por la Plataforma contra las antenas de telefonía en el casco urbano.

Esta última alegación ha llegado respaldada con casi 8.000 firmas de vecinos que piden al equipo redactor que se alejen las antenas de telefonía fuera del casco urbano y que «se determinen terrenos adecuados para su instalación».

Al respecto de esta petición, Juan Miguel Zornoza, asegura que «el plan no puede hacer todo lo que quiera. Tiene que adaptarse a la legislación, pero entiendo que el equipo redactor será capaz para hilvanar esa alegación y el acuerdo de pleno que hay en el nuevo plan».

En relación al encauzamiento de algunas ramblas, «veremos casos concretos. Tenemos que tratar de reducir los riesgos con este tema. Hay casas en zonas inundables que están desde los años ochenta. No podemos dejar fuera de ordenación a esas viviendas», aseguró Zornoza, quien no determinó hasta dónde llegará el Ayuntamiento en obras que algunas formaciones han calificado de «faraónicas» por su alto coste si es que se pretenden realizar al completo.

Al respecto, el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado su petición de cambios en el futuro plan. Entre otras, la formación política pide la expresa prohibición de construir en algunos parajes donde el futuro ordenamiento no pone inconvenientes. En este sentido, la portavoz de IU-Verdes, Carmen Soriano, anunció que, en caso de que haya alguna desgracia por inundaciones en esos terrenos edificables «el Ayuntamiento sería el responsable patrimonial porque lo habría permitido.