Yecla vive un día histórico y elimina su aislamiento del resto de la Región

Yecla vive un día histórico y elimina su aislamiento del resto de la Región
Guillermo Carrión / AGM

El trayecto por carretera con Murcia se reduce a 45 minutos con el tramo que se puso ayer en servicio después de una larga reivindicación

ÁNGEL ALONSOYECLA

La hemeroteca registra las declaraciones y reivindicaciones de los años ochenta, en las que se empezó a expresar en voz alta la necesidad de una autovía para Yecla. La localidad de 35.000 habitantes, con una potente industria del mueble, es frontera entre tres comunidades autónomas y estaba abandonada a su suerte, sobre todo en materia de infraestructuras. Esa imagen empezó a cambiar ayer con la apertura al tráfico de la autovía Yecla-Jumilla a partir de las 13 horas.

Una de las primeras conductoras que estrenó la A-33 fue Patricia. «Los primeros en circular nos miramos y sonreímos al ver que quitaban la barrera», comentó. No era para menos. Se trataba de un día «histórico», como dijo el alcalde Marcos Ortuño. Una jornada para recordar los sinsabores de tantas administraciones nacionales y regionales que durante años dieron largas al asunto. Era un día para acordarse de los que dejaron su vida en la vieja N-344 donde las cruces y las flores en la cuneta dan testimonio mudo de esos accidentes. Pero ayer tocaba sonreír por los 23,4 kilómetros de autovía que discurre por el trazado del antiguo ferrocarril de vía estrecha.

Ortuño habló de un sueño que «hoy se hace realidad». «Los yeclanos hemos aguantado estoicamente una carencia absoluta en infraestructuras y se pone fin a una gran injusticia con nuestra localidad», añadió tras la inauguración del tramo de autovía junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el presidente de Comunidad, Fernando López Miras, y un nutrida de legación de autoridades. Con un presupuesto final de 89 millones de euros (incluidas las expropiaciones), la obra permitirá un ahorro de 11 minutos sobre la vieja carretera nacional 344.

Ayer tocada sonreír con la apertura al tráfico de los 23 kilómetros que unen Yecla con Jumilla

También supone que Yecla y la capital de la Región estén más cerca. En apenas 45 minutos se podrá hacer un trayecto por autovía que hasta ayer significaba 1 hora y 15 minutos por la carretera nacional.

El aislamiento de Yecla en materia de infraestructuras ha propiciado unas fluidas relaciones con Alicante debido a la proximidad por autovía con la provincia vecina, algo que no sucedía con el resto de la Región de Murcia. Los yeclanos tienen a un tiro de piedra el aeropuerto de Alicante, y mucho más cerca la estación del AVE de Villena.

El presidente López Miras comentó que «hoy ponemos fin a accidentes, a pérdida de tiempo y a vivir de espaldas a Murcia. Inauguramos un sentimiento de la Región de Murcia, de ser más murciano», dijo mientras un tractor surcaba un campo cercano y un grupo de vecinos aguardaban para estrenar la nueva ruta.

Temas

Yecla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos