El PP votará hoy en secreto a su nuevo presidente regional

Fernando López Miras, este jueves por la tarde. / V. Vicéns / AGM

Fernando López Miras asegura que se siente respaldado para liderar el partido y ser candidato en 2019

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El PP quiere cerrar su crisis interna a toda prisa. Con el propósito de que se vote «con plena libertad», el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, someterá hoy a una votación secreta su designación, por parte de la Junta Directiva Regional, como máximo dirigente y futuro candidato electoral. Así lo anunció en su comparecencia de ayer tarde junto con la secretaria general del PP, Maruja Pelegrín, en la que oficializó su candidatura. Pese al gesto de propiciar una votación secreta, López Miras indicó que ya cuenta con el respaldo unánime de los miembros de los órganos internos, convocados para esta tarde, a las 18 horas.

Más

Es probable que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, acuda a Murcia para presidir la Junta Directiva, según las previsiones de Génova, aunque también se barajaba que lo hiciera el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo. De esta forma se hará patente el respaldo de la cúpula al nuevo liderazgo de López Miras.

Llamada a Valcárcel

Este anunció que en las últimas horas ha hablado personalmente con todos los representantes del Comité y de la Junta (más de 200), quienes le han expresado su apoyo. Indicó que también ha recibido llamadas de los representantes de todas las juntas locales para respaldar su nombramiento. «Me han expresado su apoyo, su ánimo y su respaldo a mi intención de liderar el partido y a mi proyecto; y me han transmitido lo acertado de la decisión y fuerza, que saben que la tengo», recalcó.

Entre los consultados también se encuentra Ramón Luis Valcárcel, que se ha pronunciado en el mismo sentido, apostilló. López Miras recordó que su designación se rige por lo que marcan los estatutos, y que estos órganos representan a la totalidad de los militantes. Así se expresó ante la evidencia de que el respaldo le llega de los representantes surgidos del reciente congreso regional. Igualmente, apuntó que «por regla general» el presidente del partido es también el candidato electoral.

Reiteró su disposición a asumir el control total del PP regional tras la renuncia de Pedro Antonio Sánchez, abriendo una nueva etapa para relanzar el partido, en la que espera contar con todos, especialmente con los más veteranos. No reveló qué cambios hará dentro del organigrama, del que ha formado parte hasta ahora como coordinador general. El 'número tres' del partido a nivel nacional, Fernando Martínez-Maillo, le concedió a López Miras todo el respaldo de la cúpula nada más conocerse la retirada de Pedro Antonio Sánchez, proclamando que el PP murciano «comienza una nueva etapa». En este sentido, el presidente tiene el camino más que allanado.

Contra «la algarada»

López Miras expuso su pretensión de «dar un paso al frente para asumir el reto de liderar un partido ganador con un nuevo impulso» que vaya mucho más allá de esta legislatura». Se propone modernizar las estructuras y crear mecanismos de partido «ágiles que doten de rapidez e inmediatez a su respuesta política, preparada además para exponerla con convicción a los manipuladores y a los que buscan la algarada y la confrontación para que su ruido impida escuchar la verdad». «Otros pueden seguir llevando a cabo sus ruines estrategias, con sus políticas de condenas preventivas que al final dañan las instituciones», dijo sobre los partidos de la oposición.

El fiscal Superior estudia investigar a Sánchez por no denunciar cohecho

José Luis Díaz Manzanera, fiscal Superior de la Región, admitió ayer que está estudiando la posibilidad de abrir diligencias penales contra el expresidente murciano Pedro Antonio Sánchez, a raíz de unas polémicas declaraciones realizadas en ‘La Verdad’ con motivo de su anuncio de que abandonaba la vida política. El ex alto cargo del PP manifestó que «pude ‘hincharme’ a dinero con el cobro de comisiones; algunas me ofrecieron», y cuando el periodista le interpeló acerca de si había denunciado tales ofertas ilícitas, se limitó a responderle con un mero «no».

Pues bien, tales manifestaciones no han pasado desapercibidas para el máximo representante del Ministerio Público en Murcia, debido a que cualquier funcionario público -y especialmente los altos cargos- tienen la obligación legal de denunciar los hechos delictivos de los que puedan tener conocimiento. Y el hecho de que un político reciba ofertas de dinero o «comisiones», como las llamó Sánchez, a cambio de obrar de determinada manera -o de dejar de actuar en algún asunto- está claramente tipificado en el Código Penal como un delito de cohecho.

Fotos

Vídeos