Villegas afirma que la ley de incompatibilidades se aplica «a rajatabla» desde que es consejero

El consejero de Salud, Manuel Villegas, en una fotografía de archivo./Vicente Vicéns / AGM
El consejero de Salud, Manuel Villegas, en una fotografía de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

Salud estudiará la sentencia que anula la sanción a Jerónimo Lajara antes de decidir si apela al TSJ

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) "aplica a rajatabla" la ley de incompatibilidades aprobada por la Asamblea Regional, que impide compaginar la actividad pública y privada a los jefes de servicio. Así lo subrayó este miércoles por la mañana el consejero de Salud, Manuel Villegas, en declaraciones a los medios de comunicación en la UCAM, donde asistió a la investidura de Rafael Matesanz como doctor honoris causa. Como publica este miércoles 'La Verdad', una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Murcia confirma que se "concedieron compatibilidades contrarias a la ley" durante años, con autorizaciones que "contravenían" la normativa regional. Preguntado por este fallo judicial, Villegas quiso dejar claro que el cumplimiento de la ley está siendo escrupuloso desde que llegó al cargo, de forma que las prácticas señaladas como irregulares pertenecen a anteriores legislaturas. En todo caso, defendió que, en el Servicio Murciano de Salud, "todo se ha hecho siempre" conforme "a lo que dicen los servicios jurídicos". La normativa sobre incompatibilidades "es compleja y ha dado lugar a diferentes interpretaciones", aseguró.

Además de concluir que el SMS no cumplió con su propio régimen de incompatibilidades, la sentencia de lo Contencioso Administrativo anula la sanción de dos años de empleo y sueldo impuesta a Jerónimo Lajara, decano de Ciencias de la Salud de la UCAM. El SMS inhabilitó a Lajara por haber compaginado la jefatura de Oftalmología del Morales Meseguer con la docencia en la UCAM sin solicitar previamente una autorización expresa. El juez estima que, aunque la incompatibilidad de Lajara es un hecho probado - no solo no pidió autorización expresa sino que superó el máximo de horas de actividad privada previsto en la ley- no cabe sancionarle porque se vulneraría el principio de igualdad. El decano de la UCAM es el único sancionado por los incumplimientos del régimen de incompatibilidades, hecho que la sentencia considera "un trato desigual".

La casualidad hace que la sentencia se haya conocido justo en el día en que el consejero de Salud comparte acto con el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza.

Villegas subrayó que Salud aún debe estudiar la sentencia antes de decidir si recurre o no al TSJ. También "es apresurado" valorar si será necesario "tomar decisiones" o depurar alguna responsabilidad. "Si se ha hecho algo mal pediremos perdón", recalcó.

Por su parte, José Luis Mendoza mostró su alegría por la sentencia. "Jerónimo Lajara es un gran profesional, un gran catedrático. Estoy contento por él, porque ha sufrido mucho y nosotros con él", aseguró. "El sufrimiento y la Cruz forman parte de esta universidad", añadió.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos