El veto a circos y espectáculos con animales salvajes se extiende ya a trece municipios

Un tigre en una pequeña jaula de uno de los camiones del circo que actuó este fin de semana en Sangonera la Verde.
Un tigre en una pequeña jaula de uno de los camiones del circo que actuó este fin de semana en Sangonera la Verde. / Javier Carrión / AGM

Siete ayuntamientos más estudian sumarse a esta corriente con ordenanzas o aprobando mociones

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Pasan dos minutos de la una y media de la tarde, el asfalto quema, y el termómetro supera ampliamente los 30 grados centígrados mientras un operario de un circo instalado el pasado fin de semana en Sangonera la Verde se afana en regar con una manguera a unas llamas y un toro. A unos metros, en un remolque, yacen varios tigres y leones con la lengua fuera porque están dentro de sus jaulas individuales y la única ventilación que tienen son las compuertas abiertas del trailer. Tal estampa es imposible de ver esta legislatura en trece municipios de la Región que ya han aprobado mociones o incorporado artículos en ordenanzas para prohibir la instalación de circos con animales salvajes o la celebración de espectáculos y actividades que empleen estas especies. El veto afecta a terrenos públicos y privados, pero en la mayoría de los casos se excluyen las corridas de toros.

El último municipio que se ha sumado a este listado fue Campos del Río, en el Pleno del pasado jueves, y la cifra podría aumentar a veinte porque otros siete (Calasparra, Abanilla, Murcia, Cieza, Cartagena, Santomera y Moratalla) están estudiando plantear una moción o alguna ordenanza antes de que acabe la legislatura. El mensaje de los consistorios al históricamente considerado como el mayor espectáculo del mundo está claro: debe suprimir los números con tigres, leones, elefantes, llamas... En Fortuna, la iniciativa aprobada por el Pleno reclama un modelo de «circos éticos, que no utilicen animales». Los únicos protagonistas deben ser payasos, equilibristas, contorsionistas...

El Ayuntamiento de Totana, bajo el mandato de Juan José Cánovas, de IU, fue el primer Consistorio de la Región en aprobar una moción de estas características, en septiembre de 2015, y la medida no solo afecta a los circos. «También prohíbe utilizar animales en cualquier actividad que suponga un menosprecio a su dignidad», subraya Cánovas, y pone como ejemplo que, desde este mandato, los mercadillos medievales que han visitado el municipio han tenido que prescindir de los espectáculos de cetrería y de las exhibiciones de serpientes. «En Totana ya solo se permite la colombicultura», concluye el primer teniente de alcalde.

El Ayuntamiento de Alhama de Murcia «es contrario» también a la «utilización de animales en atracciones de feria». Y, en Molina de Segura, la ordenanza municipal para la tenencia, protección y bienestar de los animales promovida por el Gobierno tripartito, según resalta la edil de Salud Pública, Esther Sánchez, «prohíbe los espectáculos itinerantes con animales, y tampoco permitirá la exposición en escaparates de mascotas para la venta al público».

La moción que se ha presentado en la mayoría de los consistorios, como el de Alcantarilla, justifica la prohibición con argumentos estándar que se repiten: «Aunque los espectáculos de circo no son aparentemente violentos, en realidad para los animales son una condena a cadena perpetua y trabajos forzados». Las iniciativas también aluden a las consecuencias que sufren estas especies por su vida en cautividad, tales como «problemas depresivos», «mala alimentación», «métodos de aprendizaje que combinan castigos y recompensas», incluso apuntan los riesgos que puede acarrear su presencia para la «seguridad ciudadana y sanitaria» de los municipios. La edil de IU, Silvia Martínez, aplaude que Alcantarilla se haya sumado a la red nacional de municipios libres de circos con animales salvajes que promueve Infocircos y de la que forman parte ya 418 localidades españolas. «Nos hace gracia cómo el elefante se pone de pie, pero no sabemos las duras condiciones a las que ha sido sometido para hacer eso. Hay que apostar por un circo creativo, dirigido a una educación en valores de nuestra infancia, donde el talento y la espectacularidad radique en las personas que trabajan en él, como el canadiense Circo del Sol».

La 'cruzada circense' tiene una marcada lectura política, ya que se ha iniciado esta legislatura debido a que el PP ha quedado en minoría en la Región, con solo 16 consistorios, frente a los 26 dominados por PSOE, IU o alianzas de varios partidos. Basta comprobar cómo en Jumilla, Alhama de Murcia, Caravaca de la Cruz... las mociones siempre han sido impulsadas por IU, con los votos a favor de PSOE, Podemos, incluso, a veces, de Ciudadanos. «La inmensa mayoría de las iniciativas en los ayuntamientos las coordinamos nosotros, porque nuestro partido está contra el maltrato animal», explica la coordinadora regional de IU y hasta hace poco regidora moratallera, Candi Marín. En Moratalla, su grupo municipal presentará una propuesta en septiembre «contra los espectáculos que supongan el adiestramiento de animales salvajes».

En lo que va de legislatura, solo ocho municipios han rechazado la moción circense, siempre con el voto en contra del PP, como ocurrió en Lorca, Yecla, Los Alcázares... La clave de la postura popular la justifica el regidor alcazareño, Anastasio Bastida, por el limbo legal autonómico que existe en esta materia. «Nuestra secretaria municipal nos advirtió de que no hay ninguna normativa regional que regule la instalación de circos y nosotros no lo podemos prohibir, no existe una motivación legal y si una compañía presentase un recurso ganaría al Ayuntamiento», advierte Bastida. En esta materia, la comunidad pionera ha sido Cataluña, con una ley que, desde el 22 de julio de 2015, prohíbe la actuación de circos con animales salvajes en todo el territorio autonómico.

La diputada regional del PP Mónica Meroño, proponente de la ley de Protección y Bienestar de los Animales de Compañía de la Región, también apunta en el mismo sentido que el alcalde de Los Alcázares a la hora de justificar la postura de su partido a nivel regional. «La futura normativa no regula la actividad de los circos con animales salvajes porque es una competencia que no está dentro de este marco legal que se refiere a los animales de compañía».

No obstante, Meroño reconoce que lo «lógico es que el circo, como espectáculo de entretenimiento y de animación para los niños, vaya evolucionando y adaptándose a las nuevas exigencias sociales porque solo de esa manera se garantizará su continuidad, ya que es una realidad que cada vez hay menos». Una de las causas es la falta de trabajo en la Región por esta tendencia contra los circos con animales.

Valga como ejemplo Calasparra, donde, esta legislatura, el regidor, José Vélez, ha prohibido la instalación a cinco de las seis compañías que hicieron la solicitud. «No tenemos ninguna ordenanza y es el alcalde el que concede el permiso, nosotros les dijimos que si suprimían los números con animales se podían instalar, pero solo una lo aceptó», explica el regidor socialista. Vélez avanza que, antes de que acabe la legislatura, presentarán una moción «para legislar en este sentido», pero subraya que «no se prohibirán los toros, que quede claro».

En Santomera, van a modificar la ordenanza de animales de compañía para incluir artículos específicos que prohíban los espectáculos en los que se produzca sufrimiento animal. Este cambio afectaría a los circos y a las corridas de toros, entre otros. «Desde el equipo de Gobierno existe una firme conciencia animalista y un claro posicionamiento contra el sufrimiento animal empleado en beneficio de cualquier tipo de espectáculo», defiende la alcaldesa, Inma Sánchez. De hecho, la actual Corporación ha rechazado este mandato un espectáculo taurino, la instalación de un circo y, en las dos ediciones del mercadillo medieval de Moros y Cristianos, no se han autorizado los espectáculos de cetrería ni las exhibiciones de animales exóticos.

Las restricciones varían en función del término municipal y del signo político. En Abanilla, la edil del IUMA, María Dolores Saurín, defenderá una moción en el Pleno del 27 de julio donde pide prohibir no solo la instalación de circos, también de atracciones de feria, como las que emplean ponis, y la exhibición de animales salvajes en cautividad en instalaciones itinerantes en la vía públicas o en comercios. «Para nada entramos a discutir ni de toros ni de exhibiciones bellísimas ecuestres», aclara Saurín.

Más allá del maltrato, las cuestiones sanitarias derivadas de estos espectáculos también preocupan a los ayuntamientos. El concejal ciezano de Agricultura y Ganadería, Antonio Alberto Moya, ha introducido un punto en el Consejo Local de Medio Ambiente sobre la regulación de los circos con animales y solicitará un informe jurídico «para llevar a cabo una modificación de la ordenanza que permite su instalación en Cieza». El edil alerta de que estas instalaciones «no suelen aportar el documento que confirma el control y buenas condiciones de los animales». En San Pedro del Pinatar, IU pedirá al Pleno que se apruebe una moción para establecer la «realización de inspecciones sanitarias, previa a la autorización de instalación del circo, para evitar la transmisión de enfermedades».

Ecologistas forma parte de Infocircos

El portavoz de Ecologistas en Acción, Pedro Luengo, explica que la organización forma parte de Infocircos, «una plataforma nacional que pretende poner fin a la utilización de animales salvajes en actuaciones circenses». Luengo recuerda que «esos espectáculos suponen artificializar el comportamiento animal, domesticándoles y metiéndoles presión para obligarles a hacer cosas que no están en su naturaleza». Luengo recuerda que «se trata de especies grandes, que requieren de mucho territorio y en los circos están en una situación penosa, con poco espacio y fuera de su hábitat». Ecologistas reclama que más ayuntamientos se sumen a esta red de municipios libres de circos con animales y apuesten por espectáculos didácticos, con payasos, equilibristas... «Durante el año realizamos distintas acciones para concienciar».

Fotos

Vídeos