«¡Vestí de huertanos a los invitados de mi cena y probaron las delicias de la tierra!»

Francisco Serrano. / javier carrión / AGM
Francisco Serrano. / javier carrión / AGM

Francisco Serrano Empresario y concursante televisivo

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Es empresario. Pero también le gusta la cocina y tiene don de gentes. Cualidades que, como no podía ser de otra forma, han llevado al murciano Francisco Serrano a televisión. Y a que lo reciba el alcalde de la ciudad. Su paso por el programa 'Ven a cenar conmigo' no ha dejado indiferente a nadie. Consistía la idea en invitar a tres desconocidos a su hogar, donde debía agasajarlos. Y Francisco lo hizo, ofreciéndoles un menú que ensalzaba la gastronomía murciana que él considera como una de las mejores del mundo. Y hasta se vistieron de huertanos, para hacer patria.

-¿Por qué decidió participar en este concurso?

-Porque me apasiona la cocina, sobre todo nuestra cocina. Creo que estamos en el lugar idóneo para crear los mejores platos del mundo: una fusión entre el mar y la huerta. Por otro lado, soy una persona muy extrovertida y me encanta hacer de comer y divertir a mis invitados de siempre.

-¿Cómo se le ocurrió la idea de vestir de huertanos a los concursantes?

-El día que me tocaba a mí de anfitrión lo dediqué a mi querida Murcia, y qué mejor manera de homenajearla que vistiendo a mis invitados con los trajes regionales típicos murcianos. Además, a los chicos de huertanos y a las chicas de huertanas, y llevé un grupo de música y baile regional; hasta Lin, la concursante oriental, bailó e iba estupenda.

-¿Cuál fue el menú que les propuso y de dónde lo sacó usted?

-Estaba basado en nuestra gastronomía regional, pero con mi toque y un poco adaptado a nuestro tiempo. Así, el timbal de zarangollo con base de bizcocho y coronado con crujiente de jamón y huevo de codorniz al bacalao confitado con base de pisto murciano y coronado con cebolla caramelizada, pasas y piñones. Y, por supuesto, los paparajotes, como postre, acompañados con helado de limón.

-¿Qué le parece la gastronomía murciana y cuáles son sus platos favoritos?

-Me apasiona. Mis grandes maestros fueron mis padres, que eran excelentes cocineros. Desde bien pequeñito me quedaba a su lado mirando primero y echando una mano después, hasta que con 14 años empecé a practicar en solitario y hasta hoy que creo que puedo estar ya a su nivel. Mi padre siempre decía que quería que fuera mejor que él en todo. Y estoy intentándolo, aunque es complicado.

-¿Cómo ha sido la experiencia televisiva? ¿Repetiría?

-Ha sido muy emocionante, hasta el punto de que estoy más cerca de conseguir mi sueño de participar en MasterChef 6. De entre 20.000 aspirantes, ya estoy entre los 200 seleccionados, así que mañana estaré en el 'casting' de Valencia y, si me eligen, dejaré la gastronomía murciana donde se merece. Sería un honor poder representar a la Región y lucharé con platos y fogones para hacerme con mi delantal.

-¿Considera que en estos concursos gana siempre el mejor?

-Creo que ha ganado una excelente persona. Por eso ha ganado, porque se hizo mucho de querer. Violeta Lin es especial. En lo que al menú se refiere, creo que el mío era insuperable, pero a veces se desvirtúan las votaciones por el ansia de ganar del otro participante. Estoy seguro de que una votación popular me habría dado la victoria y así me lo han hecho saber miles de murcianos. Aunque me alegro por Lin, de corazón, ahora es una muy buena amiga mía.

-¿Cómo le vendería la Región a un extranjero?

-Le enseñaría mi programa y con eso estaba vendida la Región, pero qué mejor manera que acompañándolo a los mejores bares de Murcia, sus playas, su huerta y su gente, por supuesto, porque Murcia es Murcia por su gente. Me encantaría poder representar a nuestra Región en alguna otra ocasión.

-¿A qué se dedica usted?

-Soy empresario, propietario de Kalencallcenter. Nos dedicamos a concertar visitas comerciales y llamamiento para eventos a muchas empresas. Tengo un equipo estupendo de teleoperadoras que hacen que las ventas de las empresas a las que trabajamos suban como la espuma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos