Veracruz promete integrar al resto de aspirantes si es secretaria general del PSOE

María González Veracruz, ayer, durante la rueda de prensa que ofreció en Murcia. / Vicente Vicéns / AGM
María González Veracruz, ayer, durante la rueda de prensa que ofreció en Murcia. / Vicente Vicéns / AGM

La diputada nacional pretende «superar las etiquetas del pasado y hacer un partido unido, fuerte y ganador»

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Conseguir un partido «preparado, fuerte, exigente, relevante y unido». Este es el objetivo con el que la diputada nacional María González Veracruz está recorriendo las agrupaciones socialistas de la Región de cara a la primera vuelta de las primarias del 24 de septiembre, en las que se enfrentará por la secretaría general del partido al alcalde de Alhama, Diego Conesa, y al pedáneo de El Raal, Francisco Lucas.

Reforzar el partido, en realidad, solo sería el primer paso. Veracruz subrayó ayer, en un encuentro con periodistas¡ en Murcia, que el fin último solo puede ser «acabar con el cortijo implantado por el PP en la Región durante los últimos años», y «cambiar la corrupción por honestidad» en las instituciones públicas regionales, para así conseguir «una región moderna y capaz de lograr en Madrid lo que todos los murcianos nos merecemos».

Para ello, se comprometió a trabajar por la unidad del partido y por «integrar al resto de candidatos» a la secretaría general una vez concluidas las elecciones internas, en el supuesto de que ella sea la ganadora. «Para formar equipos contaré con los mejores, sin mirar con quién han estado» durante el proceso de primarias, porque «eso es lo que nos hará fuertes y es lo que necesitamos para ser alternativa real al PP», agregó.

Considera que el objetivo final debe ser «acabar con el cortijo implantado por el PP en la Región»

Sobre las diferencias que su candidatura tiene con los otros dos aspirantes al cargo, González Veracruz citó su experiencia orgánica e institucional, lo que le han permitido alcanzar un «conocimiento profundo de la Región y de la organización», lo que le permitirá. «Debemos superar etiquetas del pasado y hacer un partido relevante y ganador», declaró.

Añadió que se plantea las primarias como una «oportunidad» de «conseguir transformar el PSOE con el fin de que tenga la fuerza, la unidad y la relevancia pública suficiente como para cambiar la Región».

Para ello, se propone «contar con todos y cada uno de los militantes» y «aglutinar el talento que haya tanto dentro como fuera del PSOE».

«Es ahora o nunca»

María González Veracruz promueve su candidatura con unos objetivos que van más allá de lo que se juega en las primarias del partido del 24 y 30 de septiembre. Su meta, no se cansa de repetir, es desalojar del Gobierno de la Comunidad Autónoma al PP en la elecciones locales y autonómicas de 2019. De ahí que, a veces, parezca que se enfrenta más a unas primarias para elegir al candidato electoral que al secretario general del partido. «Estamos ante una oportunidad histórica de sacar las políticas corruptas del PP de las instituciones después de veinte años de mayorías absolutas», declaró ayer en un encuentro con periodistas en Murcia. «Es ahora o nunca», sentenció en referencia a la cita electoral de 2019, porque, a su juicio, «el PP está en caída libre». María González Veracruz es consciente de que, después de tantos años de frustraciones electorales, uno de sus primeros retos si alcanza la secretaría general del partido será reanimar a la militancia y devolver la ilusión. «En el partido tenemos que cambiar la cultura de la resignación por la de la exigencia», manifestó.

Fotos

Vídeos