Veintiún años de cárcel por violar y asesinar a su esposa con una pesa

Varios agentes sujetan a Juan Antonio Martínez en su detención en 2014. /Israel Sánchez / AGM
Varios agentes sujetan a Juan Antonio Martínez en su detención en 2014. / Israel Sánchez / AGM

La magistrada advierte en su sentencia de que el crimen merece un fuerte reproche legal porque «fue especialmente brutal y bárbaro»

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Veintiún años de prisión es la condena que deberá cumplir Juan Antonio Martínez Martínez, murciano de 41 años, como autor de la violación y del asesinato de quien era su esposa, Yolanda A.C., a la que golpeó hasta la muerte con una pesa de gimnasio en agosto de 2014 en Orihuela. La magistrada Gracia Serrano Ruiz de Alarcón, que ha ejercido como presidenta en este juicio por jurado popular, le ha impuesto finalmente doce años de prisión por el asesinato y nueve por la agresión sexual, pese a que tanto la Fiscalía como la acusación particular, representada por el letrado Sergio Marco, reclamaron penas cercanas a los 28 años de cárcel.

Para calcular la condena, la magistrada ha tenido en cuenta, por un lado, que el crimen fue «especialmente brutal y bárbaro» y que se ejecutó en el contexto de la violencia de género, lo que «merece el mayor de los reproches sociales». A la vez, sin embargo, ha tenido en cuenta que el autor del asesinato «padecía un trastorno de personalidad mixto, con rasgos disociales y paranoides, además de un trastorno por consumo de drogas de abuso y varios cuadros psicóticos con ideación delirante celotípica, que requirieron de su ingreso en un psiquiátrico», y le ha aplicado una eximente incompleta que ha rebajado sustancialmente la pena global.

Además de esos 21 años de prisión, la magistrada de la Audiencia Provincial de Elche le ha impuesto una medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años, que se le aplicará a partir del momento en que quede en libertad. Y también le ha fijado una prohibición de acercarse a menos de mil metros de sus dos hijos y de su suegra, durante diez años, a contar desde el día en que salga de la cárcel.

Los hechos probados de la sentencia establecen que el crimen se produjo después de una discusión entre Juan Antonio y su mujer, Yolanda, quien acabó marchándose a su dormitorio. Pero el marido, que estaba obsesionado con que ella le era infiel con su hermano, cogió una mancuerna de gimnasio, le quitó uno de los discos y la empuñó como si se tratara de un martillo, don el que golpeó a la mujer en la cabeza. Después la violó y acabó asestándole hasta once golpes en el cráneo, que le ocasionaron la muerte.

El autor del asesinato huyó a Murcia en taxi, donde pasó la noche en un hostal con una mujer. Fue detenido al día siguiente.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos