«Tenemos ya unas veinte familias que quieren actuar»

El letrado Francisco Sarabia explica que son en torno a una veintena las familias que, desde hace meses, están estudiando con su despacho y con el de Mariano Bó la posibilidad de interponer una demanda contra las administraciones públicas. «Ha funcionado el boca a boca entre ellas y por eso se han unido para intentar ser compensados por los daños sufridos», reseña. El abogado sostiene que ya el verano pasado se hicieron evidentes las graves consecuencias del deterioro de la laguna, no solo por la devaluación del precio de venta de las casas. «Había muchas viviendas cerradas porque tampoco había forma de alquilarlas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos