El vecino de Totana que tuvo relaciones con una menor debe ingresar en la cárcel

Palacio de Justicia. /Nacho García/ AGM
Palacio de Justicia. / Nacho García/ AGM

La Audiencia da diez días a David A.G. para entrar voluntariamente en prisión; su letrado reclama al tribunal la suspensión de la pena

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

A David A. G., el vecino de Totana condenado por mantener relaciones sexuales con una niña de 12 años, hija de un amigo, se le agotan los días de libertad. Según ha podido saber 'La Verdad', la Audiencia Provincial ya ha declarado la firmeza de la sentencia que le impuso una pena de diez años de cárcel y le ha dado diez días para su voluntario ingreso en prisión.

Este caso acabó, el pasado julio, dividiendo al Supremo, pero el tribunal confirmó la pena que la Audiencia impuso a este treintañero, así como la obligación de mantenerse alejado de la menor durante 17 años. La condena se confirmó pese a que el tribunal reconoció que la grabación del testimonio de la víctima no quedó bien registrada y era inaudible. Este hecho, que fue denunciado por el letrado defensor, Evaristo Llanos, no fue óbice para que la condena se acabase manteniendo.

En el transcurso del juicio, David A. G. reconoció haber mantenido una relación con la menor entre marzo y agosto de 2012 y lamentó no haberle puesto freno. Asumió que entre los dos hubo besos y tocamientos, pero negó, sin embargo, que llegaran a mantener relaciones sexuales completas. «Fue un calentón», concluyó.

«Un consentimiento válido»

Una versión que no coincidió con la de la víctima -que ha estado representada por el letrado de la acusación particular Enrique Soriano Gómez, de Ecuo abogados-, que sí sostuvo que las relaciones sexuales fueron completas. «Él siempre lo intentaba», reveló. La menor explicó que su contacto era diario y que «por WhatsApp me decía que me quería y que yo era su cielo».

La Audiencia Provincial, en su resolución ya confirmada, remarcó que la víctima tenía 11-12 años cuando ocurrieron los hechos y recordó que la ley entiende que a esa corta edad carecía de capacidad para prestar «un consentimiento válido» para esa relación.

El letrado defensor, según ha podido saber este diario, ha recurrido la resolución ante el Constitucional y ha solicitado a la Audiencia la suspensión de la condena. La acusación particular, sin embargo, se ha opuesto a esta suspensión. La Audiencia deberá ahora pronunciarse sobre este extremo.

Fotos

Vídeos