Variedades de nabo rosa y rojo pueden prevenir la obesidad

Investigadores del Cebas constatan que moscas alimentadas con esta hortaliza enriquecida experimentan una disminución de la glucosa

EFEMURCIA

Consumir rábano enriquecido con diversas sustancias presentes en la propia hortaliza ayuda a prevenir la obesidad y mejora el metabolismo energético, según se desprende de una investigación llevada a cabo por el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Una de las investigadoras responsables del proyecto, Cristina García-Viguera, explica que sometieron a estrés a plantas de rábano rojo y rosa para provocarles daños y, como respuesta, las plantas produjeron sustancias denominadas «metabolitos de defensa» como los glucosinolatos y los compuestos fenólicos.

La aparición de esas dos sustancias en mayor proporción de lo habitual da como resultado unos rábanos «enriquecidos» que son beneficiosos para el cuerpo humano, ya que esos dos compuestos ayudan a prevenir o paliar enfermedades como la obesidad o la diabetes de tipo 2.

Para comprobar de manera sencilla la actuación de estos compuestos, los investigadores del CEBAS-CSIC emplearon moscas y demostraron por primera vez la capacidad de ese animal de metabolizar los «isotiocianatos», que son los compuestos resultantes de la disolución de las sustancias beneficiosas.

Constataron que las moscas alimentadas con estos rábanos rojos experimentaron una disminución de los niveles de glucosa, relacionada con la obesidad, de manera que se probó cómo tomar ese alimento interfiere en el metabolismo de la glucosa y, por tanto, en uno de los factores que determina la obesidad.

Asimismo, están relacionados con mecanismos de la inflamación en el cuerpo humano y capacidad para atravesar la barrera del sistema nervioso central.

Fotos

Vídeos