laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 35 || Mañana 19 / 35 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Carnaval culinario

LA COLUMNA GASTRONÓMICA

Carnaval culinario

26.04.14 - 00:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La historia de la gastronomía huertana, la tradición de la huerta, el sustento del huertano y su legado se muestran en las mesas durante las fiestas de la primavera murciana, cuyo telón de fondo se funde en las músicas, los bandos, las carrozas, los bailes y las vestimentas multicolores.

En estos días las cocinas de las populares barracas de las peñas huertanas y la amplia oferta de restauración de la ciudad se han esforzado por ofrecer los guisos y tapas tradicionales que son seña de identidad de la huerta. Dominan las verduras y las carnes, sobre todo la de cerdo o de conejo. De los pescados reina el bacalao de mil formas: en guiso, albóndigas, revueltos y tortas. Los arroces reflejan esa riqueza gastronómica huertana y la variedad de ensaladas es casi innumerable, donde cabe prácticamente de todo en magistrales combinaciones refrendadas por el tiempo.

Soy ferviente practicante del maravilloso pastel de carne murciano. Quizás la más popular especialidad gastronómica murciana merecería un monumento, pero mientras tanto le dedicamos un bien merecido día de homenaje y exaltación. Y muchos visitantes guardan en el paladar su singular sabor y el placer de su deleite.

No faltan en ningún plato los aderezos: ajos, hierba buena, azafrán en hebra, pimentón, albahaca, pimienta, cominos, entre otros. Los platos de cuchara tienen una parroquia fiel que gusta de la contundente olla de cerdo (morcilla, espinazo, garbanzo, arroz y tocino), así como el guiso de mondongo o las migas a base de pan o harina, bien acompañadas con cabezas de ajo, tocino, salchichas y ñoras.

Y si esto fuera poco, no olvidemos las tortillas de patatas o de habas, y el rico recetario de embutidos tradicionales: morcillas, salchichas, morcón o chorizo blanco. No quiero olvidarme de los michirones, guisados con hueso de jamón, chorizo, laurel, tocino, ajo, guindilla, pimentón y sal.

A los postres, el dulce que reina en la cocina de la barraca es el paparajote: hoja de limonero rebozada en masa de leche, huevos, harina, levadura y aderezada con canela en polvo y azúcar. Le acompañan en popularidad matasuegras, tocinos de cielo, arroces con leche y torrijas. La mesa de barraca y ventorrillo acaba con el humeante café de puchero elaborado con malta, anís seco y azúcar y la buena conversación con los amigos de siempre.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti