laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 7 / 26 || Mañana 5 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Las normas de tráfico hay que adaptarlas a las realidades sociales»

LA GACETILLA

«Las normas de tráfico hay que adaptarlas a las realidades sociales»

Juan Antonio Carreras Espallardo. Policía local, criminólogo y periodista

12.11.13 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El criminólogo, periodista y policía local en Molina de Segura Juan Antonio Carreras ha escrito su primer libro en solitario, 'Cien verdades y una mentira', un compendio de artículos relacionados con el mundo policial, las ciencias criminológicas, la seguridad vial y el ámbito periodístico. Con cuatro prólogos escritos por un criminólogo (Vicente Garrido), un inspector de policía (Manuel Asensio), una periodista (Ángela de la Llana) y un responsable de la DGT (Francisco Jiménez), el libro será presentado por el escritor Jerónimo Tristante hoy (20 horas) en la biblioteca Salvador García Aguilar de Molina de Segura.

-Atendiendo al título del libro, ¿no parecen demasiadas verdades para una sola mentira?

-Lo que trato de retratar son cuestiones jurídicas y sociales que están de actualidad, temas a los que el ciudadano se enfrenta cada día. El lector tendrá que ver si son o no son verdad para él. Para mí son verdades, aunque también se reflejan cosas que se pueden mejorar, por lo que el libro también es una crítica a las deficiencias. La mentira queda reservada para el final.

-¿En el ámbito policial qué artículos aborda?

-Uno de los artículos, por ejemplo, se refiere a las tasas en la ingesta de bebidas alcohólicas. Algo que puede llamar la atención es si los ciclistas están obligados a someterse a las pruebas de alcoholemia y de drogas, si es delito o infracción administrativa en el caso de dar positivo...

-¿Son necesarias tantas reformas en las normas de tráfico?

-Las leyes no son sempiternas, no tenemos unas leyes que valgan toda la vida. En seguridad vial se producen tantos cambios porque las normas hay que adaptarlas a las realidades sociales: no tenemos las mismas carreteras que hace cincuenta años, no tenemos los mismos vehículos, incluso los conductores no tienen la misma preparación... El fin de la seguridad vial es que no haya víctimas mortales en los mal llamados accidentes de tráfico, que en realidad son siniestros viales. Que cada año haya un número determinado de víctimas es un fracaso porque el ideal es que haya cero víctimas, aunque sea una utopía lógicamente.

-No obstante, en los últimos años han ido disminuyendo las víctimas mortales

-Es un dato real que se están reduciendo y en eso tienen que ver los medios de comunicación con su política informativa, las campañas de la DGT, la labor de la policía, el propio ciudadano que percibe como amenaza lo que hasta hace poco no lo era. Ahora vemos que el que conduce más rápido sufre las consecuencias de los accidentes, o bien de los radares

-¿No es un contrasentido que se planteen aumentar el límite de velocidad?

-Sí, porque a mayor velocidad hay mayores probabilidades de sufrir un accidente, por lo que entiendo la posición de las asociaciones de víctimas. Pero hay que tener en cuenta que el límite a 130 kilómetros por hora solo se permite en determinadas carreteras, como autopistas y autovías. Además, el mayor volumen de accidentes mortales se produce en vías secundarias

-¿Algunos cambios normativos se producen por un afán recaudatorio?

-Políticamente no interesa mucho porque las multas restan votos, pero multas tiene que haber porque se producen infracciones y muere gente en la carretera.

-¿Qué tipo de artículos aporta el libro en el ámbito de las ciencias criminológicas?

-Los más relacionados con criminología son los que hablan del crimen de Alcásser, de Marta del Castillo, de José Bretón, incluso el caso de Ortega Cano, donde comento en qué condiciones se puede practicar las pruebas de alcoholemia y de drogas por vía de análisis de sangre, y de cómo se respeta la cadena de custodia.

-¿Cuál es su misión como representante en España de la Academia Mexicana de Investigadores Forenses?

-La principal misión es darla a conocer y lo hacemos principalmente en una página de Facebook, que es criminología y criminalista, una página que ha tenido muy buena acogida, con más de 50.000 seguidores en todo el mundo, sobre todo en Latinoamérica. Tenemos un gran equipo de expertos en materia forense; en mi caso estoy apostando por la criminología vial. Lo que hacemos es aportar artículos a la página, que son seguidos por miles de estudiantes de criminología.

En Tuenti
«Las normas de tráfico hay que adaptarlas a las realidades sociales»

Juan Antonio Carreras, con su libro. :: J. L. VIVAS