laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 25 / 31 || Mañana 24 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La última coral de Lola y Juan

CARTAGENA

La última coral de Lola y Juan

Decenas de familiares y amigos despiden a dos de los fallecidos en el accidente de Kenia

19.08.13 - 01:31 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vídeoi: laverdad.es

Al atardecer de la vida, Resucitado o El señor es mi pastor. Estas canciones tantas veces cantadas en la Coral Carthagonova por Juan Salvador Asensio y Dolores Fernández, dos de los tres fallecidos en el accidente de tráfico de Kenia, sirvieron ayer para que los que un día fueron sus compañeros les rindieran un entrañable homenaje y un cariñoso adiós.

Los mismos que hace diez días quedaron mudos al conocer la muerte trágica de sus dos amigos, ayer sacaron fuerzas de donde no las había para despedir a dos de los fundadores de la Coral, en una Iglesia de Santa María de Gracia repleta de familiares y vecinos.

Los cuerpos llegaron al Tanatorio Estavesa pasadas la una de la madrugada de ayer procedentes de Madrid, adonde llegaron apenas cinco horas antes en un vuelo desde Nairobi (Kenia).

Sobre las nueve y diez de la mañana llegaron al templo de la calle del Aire en dos coches fúnebres acompañados por sus familiares y de otro vehículo repleto de coronas de flores. A su llegada, el silencio de apoderó del lugar, solo se escuchaba el sollozo de amigos que se emocionaron al ver la escena.

Momentos emotivos

Los trabajadores del tanatorio sacaron los dos féretros blancos y los dejaron justo a la entrada de la iglesia, donde los esperaba el sacerdote que ofició la misa, el párroco de la Iglesia de los Padres Claretianos de Cartagena, Fernando Gutiérrez Recio. Tras unas breves palabras fueron trasladados hasta el altar mayor a hombros de amigos y familiares.

Fueron tantos los que quisieron despedir a Juan y a Lola, como eran más conocidos, que apenas quedaba sitio en la iglesia, repleta de abanicos, y muchos tuvieron que seguir la ceremonia desde la calle. Entre unos y otros había decenas de compañeros de la Tropa Aníbal, a la que pertenecía él y de la Universidad Popular y de la Mar de Músicas, donde trabajaba ella.

La Coral Carthagonova estuvo dirigida por el maestro José Espinosa, quien también estaba al mando del órgano. Junto a ellos se unieron miembros de otras corales, como la de Sauces o la de Torre Pacheco.

En la homilía, el sacerdote dio ánimos a los familiares para pasar «esta faena de la vida», y les pidió que se resguardaran en Dios, para hacer más llevadero «este amargo trago». Los momentos más emotivos de la ceremonia llegaron cuando dos compañeros de trabajo de Juan Salvador, uno de ellos el pintor cartagenero Francisco Solana, y una de las hermanas de Dolores, les dijeron una palabras de adiós. Los tres alabaron el carisma y el afán de ayudar a los demás que les caracterizaba.

Atronador aplauso

El presidente de la Coral Carthagonova, Eduardo Alcaraz, a la salida de la iglesia destacó de ambos «la enorme inquietud que mostraban en todo aquello en lo que participaban». Ambos, recordó, entraron a formar parte del grupo con apenas 14 años. Otros, como una de las alumnas de María Dolores en el taller literario Ramón Alonso Luzzy, Pilar Galindo, dijo que no era una profesora cualquiera, sino una amiga.

Ambos, a su salida de la iglesia, tras una hora de misa, fueron despedidos con un atronador aplauso y trasladados al cementerio de Nuestra Señora de los Remedios.

A la ceremonia también asistieron el consejero de Presidencia, Manuel Campos, quien dijo a 'La Verdad' que la repatriación de los cuerpos se ha alargado nueve días debido a que fue necesario identificar los cadáveres, hacerles las autopsias y preparar todo el papeleo de traslado con un país que no pertenece a la UE. También acudió el portavoz del Gobierno local, José Cabezos y los concejales de Comercio, Festejos y Cultura, Mariano García, Florentina García y María Rosario Montero, respectivamente.

El funeral de la tercera fallecida en el accidente de tráfico, Pilar Naranjo, se celebró en su ciudad natal, Puertollano, en la Parroquia Virgen de Gracia de la localidad, sobre la una de la tarde y también estuvo acompañada de numerosos amigos y familiares.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La última coral de Lola y Juan

Dos coches del Tanatorio Estavesa, frente a la iglesia Santa María de Gracia, en la calle del Aire repleta de familiares y amigos. :: ANTONIO GIL / AGM

La última coral de Lola y Juan

Familiares de los fallecidos a la salida de la iglesia. :: A. GIL / AGM