laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 28 || Mañana 18 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Veinte años por asesinar y robar a un anciano en Molina de Segura

REGIÓN MURCIA

Veinte años por asesinar y robar a un anciano en Molina de Segura

El tribunal aplica la atenuante de confesión al segundo de los acusados y le impone diez años y medio

04.07.13 - 01:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Con treinta años y medio de cárcel se ha saldado uno de los casos de asesinato y robo con violencia más cobardes de cuantos se han perpetrado en la Región en las últimas décadas. La Audiencia Provincial acaba de dictar sentencia contra un ciudadano italiano, Ronnie Massagrande, de 38 años, y contra su compinche, el español Pedro Javier Ríos Borja, de 24 años, por la que los condena como autores de la muerte de un vecino de Molina de Segura, Joaquín Ángel C.O., de 75 años, ocurrida en mayo de 2010.

El tribunal considera probado que este anciano había conocido en una fecha no determinada a Ronnie Massagrande y que éste había acudido en diversas ocasiones a su vivienda, con el fin de mantener relaciones sexuales a cambio de pequeñas cantidades de dinero y obsequios. De ahí que conociera perfectamente los objetos de valor que Joaquín Ángel, como aficionado a las antigüedades, guardaba en la casa.

El 8 de mayo de 2010, el italiano conoció a Pedro Javier Ríos en una discoteca de Murcia y, tras intercambiar sus teléfonos, quedaron al día siguiente para preparar un golpe contra el vecino de Molina.

Tras citarse en un pub, al que llegaron con una mochila y una maleta en las que iban a guardar los objetos que pensaban sustraerle, se dirigieron a casa del anciano. Allí mantuvieron relaciones sexuales con éste y en un momento dado, cuando el dueño de la casa se quedó dormido en la cama, los dos amigos se citaron en la cocina y decidieron llevar a cabo el crimen.

Ronnie se sentó sobre el cuerpo del anciano y pidió a Pedro Javier que lo sujetara por los brazos, tras lo cual comenzó a asestarle fuertes golpes en el cuello con el canto de sus manos hasta dejarlo inconsciente «y en estado de agonía». Seguidamente, el italiano comenzó a apretarle el cuello para estrangularlo y acabó colocándole en la cabeza una bolsa de plástico que le había traído su colega, «con el fin de acelerar su fallecimiento».

Seguidamente, los dos hombres se apoderaron de varios cuadros, dos bandejas de plata y algunos bordados de oro y plata y huyeron a Barcelona, donde los vendieron a precio muy bajo. Fueron arrestados meses después.

El tribunal ha aceptado las peticiones realizadas por el Ministerio Público y por el abogado de la acusación particular, Evaristo Llanos Sola, que calificaron los hechos como constitutivos de asesinato y robo con violencia. En concreto, los magistrados consideran que el anciano no tuvo la menor posibilidad de defenderse, debido a su avanzada edad y porque los dos autores del crimen incluso le habían convencido para que se quitara del cuello el aparato de teleasistencia que portaba. Una circunstancia que prueba la existencia de alevosía.

Aunque la Audiencia considera que no concurren atenuantes en la conducta de Ronnie Massagrande y le ha impuesto veinte años de cárcel (dieciocho por el asesinato y dos por el robo), sí ha tenido en cuenta algunos de los argumentos esgrimidos por Mariano Bo, el abogado de Pedro Javier. En concreto, ha aceptado que en su caso existe la circunstancia atenuante muy cualificada de confesión, así como la de reparación del daño en lo que se refiere al delito de robo, y le ha reducido la pena hasta los diez años y medio (diez años por el asesinato y seis meses por el robo).

El tribunal también los condena a abonar una indemnización de 60.000 euros a cada una de las dos hijas del fallecido, en concepto de daños morales.

En Tuenti
Veinte años por asesinar y robar a un anciano en Molina de Segura

Ronnie Massagrande muestra las esposas en el juicio. :: N. GARCÍA/AGM



--%>