Los coches dejan libre Santo Domingo

Hace 16 años comenzaron las obras de peatonalización de esta emblemática plaza de Murcia

MANUEL MADRID
Los coches dejan libre Santo Domingo

El centro histórico de Murcia experimentó una transformación radical con la peatonalización de una de sus plazas más hermosas: Santo Domingo. Las obras comenzaron el 10 de junio de 1997 y la empresa adjudicataria, Dragados y Construcciones, se veía capaz de completar la operación en cinco meses, uno menos de los seis inicialmente previstos, tal y como relató entonces el periodista de 'La Verdad' Javier Rodríguez.

La pala excavadora puso al descubierto los refugios antiaéreos construidos en la Guerra Civil. En un principio se creía que había solo un sótano acorazado, pero en los trabajos se comprobó que había tres distintos e independientes, uno en cada esquina del recinto salvo en el lado que ocupa el ficus monumental. El concejal de Vía Pública, Antonio Sánchez Carrillo (PP), recordó que la actuación de «rehabilitación urbana» de Santo Domingo iba a consistir en igualar el suelo de la plaza con el de la calle Trapería -hasta entonces estaba circunvalada por una calle abierta al tráfico y los parterres estaban un metro más altos- y reordenar el jardín. La Concejalía ordenó aquel día a los servicios de Arqueología que documentaran el hallazgo y que realizaran un estudio fotográfico y planimétrico de los sótanos, tal y como exigía la Consejería de Cultura. Por entonces, los arquitectos municipales dudaban sobre el tipo de losa que iba a cubrir Santo Domingo, barajándose tres modelos: granito flameado, cuarcita y basalto. Finalmente, se eligió el granito. El arbolado se trasplantó a los nuevos parterres, que fueron rodeados por bancos. Y el ficus siguió señoreando, viendo de cerca a los peatones y escuchando ya de lejos el claxon de los automóviles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos