laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 23 / 35 || Mañana 23 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Coto a los ladrones de cable

EMPRENDEDORES

Coto a los ladrones de cable

Un ferretero logra la distribución exclusiva en el sur de España de un detector de robo de cobre en farolas e instalaciones eléctricas

28.02.13 - 01:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

A los ladrones de cable de cobre se les hará a partir de ahora más difícil robar en urbanizaciones, en polígonos industriales, en explotaciones agrícolas y en las calles gracias a un sistema que detecta cualquier alteración en la instalación eléctrica y avisa a los dueños vía móvil. Se trata de un aparato patentado por una empresa bilbaína, Galea Electric, cuya comercialización en el sur de España se ha quedado en exclusiva un empresario cartagenero, Juan Francisco Hernández.

Solo durante el año pasado, el Ayuntamiento de Cartagena se vio obligado a gastar más de 60.000 euros en la reposición del cable robado y en arreglar los destrozos provocados por los ladrones. El año anterior, que fue cuando comenzaron los expolios, invirtió más de 30.000.

«[El aparato] está pensado para instalarlo en polígonos, residenciales o en el campo, donde tantos robos ha habido», explica este emprendedor, que aparte de ser el comercializador de este producto, es el dueño de la ferretería que abrió hace tres semanas entre las calles Reina Victoria y Juan Fernández, donde ha montado su central de ventas.

El dispositivo se conecta a la salida del centro de transformación de los diferentes sectores que se quieran controlar. Éste lleva incorporado un sistema que funciona por satélite. A través de él, en el momento que se detecta cualquier manipulación en la instalación queda registrado en la centralita de la empresa.

La mayoría de los ladrones cortan los cables por el día, cuando no hay corriente y los extraen por la noche. Pero este nuevo mecanismo funciona aunque la línea no tenga corriente eléctrica protegiéndola incluso cuando se llevan a cabo obras.

Sabotajes y manipulación

Lo novedoso de este sistema es que monitoriza los tendidos de cable, es capaz de distinguir una incidencia, como una caída de tensión, de un sabotaje o manipulación y comunicarlo en menos de 90 segundos. La notificación llega vía mensaje al teléfono móvil o vía 'e-mail' tanto a la central de control de Galea Electric como al cliente. Llega a mandar hasta ocho correos electrónicos con cartografía indicando la línea atacada y el punto aproximado del daño. Otra de las ventajas del equipo es que, en caso de ataque, los avisos pueden llegar también a la Policía Local.

El coste de la instalación ronda los 12.000 euros para una línea de unos cuatro kilómetros, «un precio bajo si se tiene en cuenta el coste de reponer el cable y arreglar los destrozos», comenta el empresario. Además, el mantenimiento es gratuito durante los cinco primeros años. Después se negocia con la empresa.

Pero Juan Francisco Hernández, no solo comercializa este aparato. En su ferretería se pueden encontrar otros para, por ejemplo, reducir el consumo eléctrico de una casa o una nave industrial. Se trata de un sistema que reduce a cero el consumo de la potencia reactiva. Ésta es un residuo que se genera en las instalaciones, por la que la compañía eléctrica cobra un canon para deshacerse de ella.

La potencia reactiva se genera a través de los motores del aire acondicionado o los tubos fluorescentes, por ejemplo. Juan Francisco Hernández instala una central que elimina esas impurezas, que como no llegan a la compañía eléctrica, ésta no cobra el canon. «Lo hemos instalado en una carnicería y su dueño se ahorrará al mes 140 euros; y en un bar, el propietario dejará de gastar 250 euros», comenta este empresario.

Ahorro energético

El ahorro que se puede conseguir con este sistema depende del consumo que se haga al mes, del tipo de electrodomésticos y de las bombillas utilizadas. Éste aumentará si se siguen los consejos que se dan en los estudios que realiza la empresa. «Los hacemos en media hora y gratis. Si sigue nuestras recomendaciones, una familia podría llegar a ahorrarse entre un 10% y un 15%, si tienen consciencia de eficiencia energética, o entre un 25% y un 30% si no se tiene», afirmó.

Juan Francisco Hernández también comercializa un innovador depurador de agua «de mayor calidad al de la osmosis, ya que no elimina las sales minerales, no ocupa casi espacio en los armarios de la cocina y no desecha agua durante el proceso», asegura.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Coto a los ladrones de cable

Juan Francisco Hernández muestra a un cliente un aparato para ahorrar energía en domicilios y empresas:: J. M. RODRÍGUEZ /AGM