laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 5 / 19 || Mañana 6 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Botellazos a la Policía y una menor en coma en el 'botelleo' de carnaval

Carnaval de Cartagena

Botellazos a la Policía y una menor en coma en el 'botelleo' de carnaval

Los sindicatos acusan al concejal de poner en riesgo a una chica y a dos agentes con la presunta anulación de la vigilancia especial

13.02.13 - 01:20 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La polémica por el 'botelleo' se ha agrandado después de un rosario de incidentes ocurrido en la madrugada del pasado domingo, a raíz de la concentración de cientos de jóvenes en la explanada del estadio municipal Cartagonova con motivo del carnaval. Y no solo por las quejas de los vecinos por el ruido y la suciedad, sino porque los sindicatos de la Policía Local acusan al concejal de Seguridad Ciudadana, Mariano García, de poner en riesgo la integridad física de los agentes e incluso la vida de un menor de edad por la anulación del dispositivo especial de vigilancia.
UGT y el Sindicato de Policía Local de la Región de Murcia (SPLRM) denunciaron ayer públicamente a través de 'La Verdad' que hacia las cinco y media una patrulla fue recibida con insultos y lanzamiento de botellas y vasos por un grupo de chavales cuando acudieron junto a una dotación de bomberos ante el aviso de que un coche estaba ardiendo.
Añadieron que los policías comprobaron que el fuego procedía de la quema de unos cartones en un carrito de supermercado y que, ante los intentos de agresión, se bajaron del coche para tratar de identificar a los autores del lanzamiento de los objetos. Aunque lograron recoger la filiación de uno de ellos (un menor de edad) tuvieron que abandonar la zona ante el acoso del resto.
Según afirmaron tanto el portavoz de UGT, Valentín Pérez, como el de SPLRM, Juan Esteban Miras, los agentes (equipados con su correspondiente arma reglamentaria) se vieron rodeados por numerosos chavales (UGT calcula unos cuarenta) y decidieron salir de la zona.Los representantes de los policías locales se hicieron eco también del presunto riesgo vital al que, hacia las tres de la madrugada, se vio sometida una menor de edad por los problemas de acceso en ambulancia.
Aseguraron que ante el aviso de que una menor había sufrido un posible coma etílico, la misma unidad que después sufrió el intento de agresión mencionado tuvo que dar escolta al vehículo del Servicio Murciano de Salud para llegar al lugar donde estaba la chica y tuvo muchas dificultades para abrirse paso por la aglomeración de «miles de personas», así como de vasos y botellas. Según afirmó Miras, la Policía avisó al padre de la chica, éste se personó en su propio vehículo en la explanada del Cartagonova y también fue increpado por jóvenes.
El delegado de SPLRM añadió que mientras estaban atendiendo esta emergencia, fueron llevados hasta la ambulancia otros cinco menores también con síntomas de intoxicación etílica por iniciativa de sus propios amigos.
Miles de chavales
Tanto SPLRM como UGT manifestaron que el jefe de servicio expuso lo ocurrido durante esa noche. Según el primero de los sindicatos, indicó que había en torno a 7.000 personas concentradas en el momento de la primera intervención, y unas 700 en la segunda. El concejal habló de 2.500 a 3.000. Y UGT advirtió de que el servicio ordinario había resultado insuficiente y no se hacía cargo del alcance de lo ocurrido.
Miras y Pérez señalaron que el concejal actuó de manera arbitraria al anular el destacamento previsto para el control de este 'botelleo', para al que según fuentes municipales los propios jóvenes se citaron por internet. Insinuaron que lo hizo para ahorrar en horas extra por los problemas económicos municipales.
Desde UGT indicaron que la Jefatura de la Policía Local tenía previsto el despliegue de 36 agentes para el sábado y la madrugada del domingo, pero que a mitad de semana el edil decidió presuntamente limitar el operativo al desfile general de carnaval.
Agresión por la hora de cierre
Pero la noche no solo acabó mal en el sector de la rambla de Benipila, desde la que los vecinos de Luis Calandre y otras calles se quejaron a la Policía Local. En el área de copas de Príncipe de Asturias, el empleado de un bar resultó herido de forma grave en un ojo al recibir el impacto de una botella de cristal, por parte de un cliente. Según fuentes policiales y hosteleras, la disputa surgió por la hora de cierre y el dueño del local también fue agredido. Añadieron que si bien la Policía Local recibió un aviso, no acudió ninguna patrulla y que del caso se hizo cargo la Policía Nacional.

En Tuenti
Botellazos a la Policía y una menor en coma en el 'botelleo' de carnaval
'Botelleo' en la explanada del estadio municipal Cartagonova en una foto de archivo. :: J. M. RODRÍGUEZ / LV
Botellazos a la Policía y una menor en coma en el 'botelleo' de carnaval

Restos de vasos, botellas y bolsas tras la concentración de jóvenes el pasado sábado con motivo del Carnaval. :: J. M. RODRÍGUEZ / LV