laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 17 / 26 || Mañana 14 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Adepa pide revisar el PERI del Molinete para evitar que se «mutile» la colina urbana

CARTAGENA

Adepa pide revisar el PERI del Molinete para evitar que se «mutile» la colina urbana

Urbanismo admite que habrá que horadar el monte y que la obra para consolidarlo en alguna parcela es de dudosa rentabilidad

06.08.12 - 01:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La búsqueda del máximo aprovechamiento urbanístico para el Plan Especial de Reforma interior del Molinete (PERI), en la ladera oeste del monte y la Morería Baja, puede convertirse en la peor estrategia para su futuro. Así lo cree el exdirector general de Cultura y presidente de la Asociación de Defensa del Patrimonio (Adepa), Juan Miguel Margalef, apoyado por la Plataforma en Defensa del Molinete, que considera que hay al menos cuatro parcelas cuyo diseño es incompatible con la conservación del cerro y el respeto a los restos de origen antiguo que haya bajo tierra. En suma, según Margalef, «si la venta de las parcelas sale adelante como está previsto, no solo se puede causar un daño irreparable al monte , que quedaría mutilado, sino también a los restos arqueológicos. Además, es dudoso que la venta tenga éxito», añadió
La convocatoria para que las 17 parcelas edificables en las que se divide el plan salga adelante quedó desierta el pasado 9 de julio. Es ya la segunda ocasión en que ocurre, después del fallido intento de 2011. Ni siquiera las ventajas introducidas esta vez han surtido efecto. La nueva oferta a los promotores y urbanizadores incluía dos parcelas más, derivadas de la subdivisión de otras dos. La superficie total es de casi 12.000 metros cuadrados con una edificabilidad de más de 50.000. También se ofrece el aprovechamiento hotelero de cualquiera de los solares por un precio más reducido. Además, se elimina la exigencia de arreglar las calles y construir los edificios en un plazo concreto y la obligación de excavar los solares de inmediato para ver si hay restos en el subsuelo. El momento y la fórmula decidida quedaban para después de la venta.
Las principales dudas de la plataforma se refieren a cuatro parcelas situadas en la ladera del cerro. De ellas, dos, la M-1.1 y M-1.2 están entre las más problemáticas, porque en ellas se apoyará parte del cerro. La E-9 es la destinada a acoger un aparcamiento cubierto de varias alturas, y otra más, la M-8, tiene en su seno una serie de restos de valor que condicionan su uso.
El aparcamiento
La parcela E-9 se encuentra en los terraplenes con zonas aterrazadas que hay bajo la parte final del parque que se construyó en la cima del cerro. «Es imposible que ahí se construya un aparcamiento de varias alturas sin pegarle un tajo radical al monte. Más o menos como el que se hizo en el Monte Sacro para construir el edificio del Grupo Unión en la Muralla de Tierra», explicó Margalef. Y, a su juicio, sacar a la venta la parcela de esa manera es muy arriesgado, porque si aparecen restos de valor, la incompatibilidad con el aparcamiento sería manifiesta.
Además, los planes de Urbanismo respecto a esta parcela consistían en aprovechar la tapia del edificio del parking para consolidar la ampliación del parque de la cima, con un mirador, dado que el límite de alturas de los edificios viene dado por la cota del monte: 34 metros.
Las parcelas M-1.1 y M-1.2 se encuentran, sobre el mapa, en el extremo sur del área de actuación, en lo que actualmente es la parte del monte más cercana a la Puerta de Murcia, detrás de varios de los edificios con fachada a esta explanada. Aquí la preocupación de la plataforma es que la excavación del foso para construir edificios «parece incompatible con la conservación del segundo molino que hay en la cima». Esa construcción quedó fuera del parque por falta de dinero, con el compromiso de que esa parte sería abordada en una segunda fase
Al otro extremo, lindando con los muros traseros de los edificios de la calle San Fernando se encuentra la parcela que fue objeto de la discordia hace un año, precisamente cuando se construía el parque. Se trata del solar M-8, que sí fue excavado hace años y en el que se encontró «una escalera en buen estado y un mosaico de valor, que es obligado conservar», según explicó Milagros Viqueira, de la citada plataforma.
Pero en el concurso de venta a este solar se le concedió una edificabilidad del cien por cien, según Margalef. «Y sin aclarar cuál es la cota de la que se parte, la de la Morería Baja o la de la antigua calle Doncellas, que es superior», indicó. Por eso ambos temen que la opción escogida sea la primera. «Será difícil explicar cómo se van a conservar los restos, si se permite una edificabilidad máxima», añadió Margalef.
Por todo ello Adepa se opone a la venta de las parcelas tal y como se ha planteado. «Se ha optado por hacerlo sin ninguna planificación previa. Lo primera sería completar la excavación de todos los solares. Y lo segundo, sacar a la venta las parcelas en función de lo que se haya encontrado», indicó Margalef.
Margalef y Viqueira entiende que de esta manera no solo se garantizará la pervivencia de los restos valiosos -«no se trata de conserva por conservar», aseguraron- sino también que los compradores sabrán lo que invierten en función de lo que podrán hacer, en lugar de «encontrarse con sorpresas desagradables», añadió este experto.
En Tuenti
Adepa pide revisar el PERI del Molinete para evitar que se «mutile» la colina urbana

Ladera oeste del cerro, con los restos arqueológicos en la parte inferior y el molino, en la superior . :: P. S. / AGM