laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 4 / 17 || Mañana 3 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«La gente me llama María»

ENTREVISTA A LA ACTRIZ Silvia Luchetti

«La gente me llama María»

06.06.12 - 00:56 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«La gente me llama María»
Prefiere la tranquilidad del campo, disfruta con los niños y le gusta estar en contacto con la naturaleza. Quizás por eso a Silvia Luchetti más de uno le cambie el nombre por el de María, la joven novicia que desembarca en el seno de la familia Trapp para cuidar de los siete hijos del capitán austriaco, la misma a la que la actriz argentina da vida en el clásico musical 'Sonrisas y lágrimas', que desde mañana y hasta el próximo domingo se podrá ver en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Y es que, dice Luchetti, ella guarda muchas similitudes con el personaje que le toca interpretar: «María tiene un mundo interior muy grande y una comunicación especial con la tierra y con los niños. En ese sentido tenemos muchas cosas en común, yo además soy maestra y trato con niños pequeños», explica Luchetti desde su domicilio en el pequeño municipio de Casavieja, en Ávila, donde dice, «la gente me para por la calle y me llama María», y donde, confiesa, «muchas mañanas salgo a cantar por las montañas».
Para Silvia Luchetti no es la primera vez que participa en un gran musical, ya lo hizo en otras producciones de renombre como 'La bella y la bestia', 'El fantasma de la ópera' y 'Eva', pero sí es la primera ocasión que lo hace en un espectáculo tan grande como el que ha puesto en escena Jaime Azpilicueta -también director de 'My fair Lady', 'Cabaret' y 'Jesucristo Superstar', entre otros-, y que mañana se estrena en el Auditorio Víctor Villegas: «El montaje que se verá en Murcia es el mismo que estará en Madrid. Poder mostrar en gira un espectáculo de estas dimensiones con veintidós cambios en escena más una orquesta en vivo es todo un reto que además hay que adaptar a cada escenario».Un reto que según Luchetti hasta ahora han superado con creces y que en su caso ha tenido que lidiar con la dificultad extra de compartir escenario con los pequeños actores que interpretan el papel de los tres hijos menores del capitán Trapp y que son escogidos mediante 'casting' en cada lugar en el que se representa la obra para no interrumpir su ritmo escolar: «Al principio estaba asustada porque apenas tengo tiempo de ensayar con los niños, pero lo que en un primer momento me daba miedo ahora se ha convertido en una experiencia muy grata», comenta la actriz.
Aire fresco
Dice Luchetti que salir a escena con niños diferentes en cada función es una circunstancia que no solo supone un atractivo más para el espectador, sino que enriquece la obra con un aire fresco que el público agradece. Y es precisamente la idea de poder conseguir ese toque diferente que haga de cada pase un espectáculo distinto el objetivo que se ha marcado Luchetti en este proyecto teatral que ya ha recorrido varias provincias españolas y que se representa de forma simultánea en Moscú, Argentina, Salzburgo y Reino Unido, y cuyo bagaje alcanza cifras de éxito con más de 52 años de funciones, seis premios Tony, cinco Oscars y dos Globos de Oro.
Unos datos que trasladan a Luchetti una gran responsabilidad que defender a base de trabajo bien hecho: «Tengo que cuidar mucho a María», afirma convencida de que éste es uno de los grandes papeles de su carrera y para el que dice «hay que mantenerse siempre fresco porque no puedes caer en la rutina». Esa es una de las claves que según, Luchetti, ha mantenido vivo este musical durante más de medio siglo, y a la que también se une «la combinación entre una historia muy bien contada en la que se transmiten multitud de valores como el amor por la tierra, la alegría, la unión de una familia...; y un montaje muy bien ensamblado que consigue tocar la fibra sensible de cada persona por diferente que sea». Una historia que tampoco sabe de fechas, ya que, afirma Luchetti, «los clásicos son atemporales».
Cine y teatro
Parte de la responsabilidad de Luchetti se instala en la referencia cinematográfica que la obra teatral dejó en el cine. Ahora ella debe llevar las riendas de una historia que vuelve a sus orígenes y que para quien solo tenga como referencia la película que Robert Wise estrenó en las salas en 1965 puede resultar algo cambiada. «Mucha gente tiene en la cabeza el papel que en pantalla interpretó Julie Andrews. Este montaje, sin embargo, trata de abordar la versión teatral de la historia. El cine no tiene los mismos recursos que el teatro y en la película hubo cambios que en el escenario no se han realizado», explica la protagonista.
No obstante, la historia no ha cambiado, sigue conservando su esencia y la alegría de María sigue proyectando un halo de luz a una conmovedora puesta en escena que ya ha llegado a más de 45 millones de espectadores en 24 países diferentes y bajo los ojos de seis generaciones distintas. Lo que ahora el teatro devuelve y con lo que la imagen no puede luchar es el directo que los actores realizan en un escenario que se llena de esplendor en el mismo momento en el que los diálogos empiezan a rodar y en el que el estruendo de los aplausos llega al bajar el telón. «Es el encanto del teatro», afirma Luchetti.
«Con veintidós cambios en escena y un montaje en el que no hay nada grabado y todo lo que ocurre es en directo se llega mucho más al público», cuenta la actriz, quien añade que «con este montaje se ha trabajado en base a los personajes de la versión original y desde una perspectiva más psicológica que permite apreciar mejor todo lo que acontece en escena». Algo que, opina, «el público agradece» y que Luchetti considera como «un regalo» dentro de su carrera.
Un regalo que compartir con el público murciano, al que anima a acercarse al auditorio ver el espectáculo: «Son cerca de tres horas en las que olvidar los problemas cotidianos y disfrutar de una función que es -asegura- un regalo para la vista, el alma y el corazón».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA