laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 25 / 36 || Mañana 23 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«San Ginés de la Jara está peor que nunca»

PATRIMONIO

«San Ginés de la Jara está peor que nunca»

02.05.12 - 01:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La nueva Asociación de Amigos del Monasterio de San Ginés de la Jara y Ermitas del Monte Miral, que preside el pintor y fotógrafo Javier Lorente, aún celebra la orden que el Ayuntamiento dio el pasado viernes a la promotora Hansa Urbana para que rehabilitar el popular monumento medieval. Este vecino de Pozo Estrecho, nacido hace 47 años en una de las casas de labranza de San Ginés de la Jara y ligado desde muy joven al movimiento vecinal y cultural del Campo de Cartagena, se ha puesto al frente de un grupo de 700 simpatizantes que reivindica con gran fuerza el arreglo del monasterio y su conversión en un gran centro de estudio y turismo cultural.
-¿A estas alturas queda algo por salvar en San Ginés de la Jara?
-En el monasterio quedan los restos de la torre medieval y los de la torre de la iglesia, que son del siglo XVII; queda también la iglesia, salvo los retablos destrozados y los santos robados. La iglesia está en una situación que permite su restauración y descubrir las pinturas murales que hay debajo del enlucido. Y queda parte del claustro, aunque está en mal estado. Todo eso es lo que está a la vista. Y queda mucho por excavar, pues en las catas arqueológicas que se han hecho en el recinto sagrado fueron descubiertos unos muros que se extienden hacia el oeste, así como restos de otras épocas. Los arqueólogos creen que los hay prehistóricos, romanos y musulmanes. No olvidemos tampoco el entorno de las ermitas del monte Miral, que está al otro lado de la carretera. Había nueve originalmente, de las que una conserva la cúpula; otras dos están medio regular.
-¿Ha aumentado particularmente en los últimos años el deterioro del monumento?
- Un artículo de una revista nacional anterior a 1936 ya hablaba de lo mal que estaba el monasterio, de que la gente entraba con la piqueta a robar sus tesoros. Leyéndolo, parece que está escrito hoy. En los años sesenta, había en San Ginés de la Jara grandes explotaciones agrícolas, concretamente parrales, en las que trabajaban cientos de personas. Fue precisamente cuando se arregló. Pero el monasterio está mal desde 1836, cuando grandes especuladores de la época se hicieron con su propiedad, tras la desamortización. El último arreglo en el recinto corresponde a los años noventa, siendo ya Bien de Interés Cultural. Como su dueño no lo arreglaba, la Comunidad gastó 10 millones de pesetas en unas obras de consolidación para frenar el deterioro de las que destacan esos techos rojos metálicos que se ven al pasar por la carretera de La Manga. Y desde que el edificio fue adquirido por Hansa Urbana y se lo traspasó al Ayuntamiento, está peor que nunca. Ya no es que la gente se meta dentro, sino que hasta hace unos días las ventanas estaban abiertas y había un agujero de cuatro metros en una pared que permitía meter incluso un camión.
- Si apenas queda nada de valor económico en el monasterio, ¿Por qué no se frenan los destrozos?
- Hay gente que se ha aprovechado económicamente del monasterio, como quien se llevó entero algún retablo. Pero muchas cosas han sido destruidas por el extraño placer de destrozar, como las pintadas de la iglesia. Luego está el destrozo que hacen los buscadores de tesoros no profesionales, que llevan detectores de metales y pican en cualquier lugar donde hay un clavo. Hay que tener en cuenta que se han extendido miles de historias sobre tesoros que han llevado a la gente en distintas épocas a profanar las tumbas por si los cadáveres tenían joyas.
- ¿Las leyendas y bulos han hecho mucho daño al edificio?
- Las leyendas son preciosas. A mí me encantan las películas de Indiana Jones, que son muy divertidas. Yo he llegado a escuchar que en San Ginés se esconde el Santo Grial, o que está lleno de fantasmas y por eso van a hacer psicofonías. Cuando todas esas historias se extienden y no hay ningún tipo de vigilancia, pasa lo que pasa. Por allí van cientos de personas incluso a celebrar fiestas de Halloween.
- ¿Por qué ahora es el momento de recuperar el monasterio?
- Porque es ahora o nunca. Es la última oportunidad. Si no, se pierde. Hay muros que no sabemos si van a resistir muchas lluvias más. Pero ahora que se ha acabado el 'boom' del ladrillo y que hemos visto, gracias al Teatro Romano, que el turismo cultural es algo maravilloso, ha llegado la hora de potenciar el monasterio. Hay que tener en cuenta que además es fuente histórica que abre la posibilidad de iniciar campañas de investigación a través de muchas fórmulas, incluidos los campos de trabajo que puedan traer a Cartagena cada verano a decenas de estudiantes.
- ¿Creen que puede haber muchas sorpresas en el subsuelo?
-El arqueólogo que hizo las últimas catas para Hansa Urbana nos dijo que hay que excavar ese recinto porque es la gran sorpresa del Mediterráneo. Por eso estamos convencidos de que es precisamente ahora, cuando no entran ingresos por ningún lado, cuando hay que potenciar el turismo cultural.
- ¿Creen necesario aumentar la zona de protección del monasterio ante los planes de construcción de viviendas a su alrededor?
- Desconocemos el proyecto de Hansa Urbana, aunque no creemos que satisfaga nuestras demandas y todas las posibilidades que tiene el monasterio. Nos gustaría conocerlo con detalle para evitar que se haga nada irreversible.
- ¿Cómo valoran el ultimátum del Ayuntamiento a Hansa Urbana para que consolide y rehabilite ya el monumento?
- Hay moderada satisfacción porque el Ayuntamiento empieza a moverse, pero aún no ha conseguido nada. Vamos a ver qué ocurre.
- ¿Están poniendo las administraciones más empeño que nunca para salvar el monasterio?
- Se supone que la Administración ha puesto interés en otras ocasiones, aunque se haya diluido por varias cuestiones. Lo cierto es que desde 1994 allí no se ha hecho nada. Ahora estamos pendientes de entrevistarnos con la alcaldesa [Pilar Barreiro] para conocer sus planes y ofrecernos para lo que necesite. Somos una asociación reivindicativa, pero también estamos dispuestos a colaborar en la divulgación del monasterio. Por eso, dentro de nuestras limitaciones, estamos preparando una exposición itinerante con material que ayudará a comprender su importancia. Por lo que respecta a nosotros, ya estamos pagados viendo cómo se mueve el tema de la restauración.
- ¿Qué futuro quieren para este monumento?
- Por documentos históricos sabemos que al monasterio venía gente en peregrinación de toda Europa porque había una gran devoción por San Ginés. En muchos pueblos, sobre todo de Andalucía, lo tienen por patrón. Tenemos interés en recuperar todos los contactos que la Hermandad de Romeros de San Ginés estableció hace algunos años con los pueblos y colectivos que veneran a San Ginés. Hay que promocionar el monasterio.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«San Ginés de la Jara está peor que nunca»

Javier Lorente, fotografiado en la calle Real de Cartagena. :: JUAN CARLOS CAMPOY / AGM