laverdad.es
Martes, 2 septiembre 2014
sol
Hoy 23 / 34 || Mañana 21 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«En la ejecutiva me dijeron que si daba este paso arriesgaba mi carrera»

REGIÓN MURCIA

«En la ejecutiva me dijeron que si daba este paso arriesgaba mi carrera»

17.03.12 - 00:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Joaquín López (Murcia, 1976) se enfrenta, con apenas cuatro años de experiencia en la política activa, al reto de conseguir la secretaría general del PSRM con el lema 'Partido, Equipo, Futuro'. Alega que el suyo es «un proyecto libre y sin ataduras» y aboga por un partido abierto, en el que los militantes reemplacen a las camarillas en la toma de decisiones. Revela que desde la ejecutiva regional trataron de disuadirle para que no se presentara, y señala que no ha sido posible una candidatura única porque alguno de sus rivales carece de «voluntad propia» para negociar.
-Su carrera es meteórica. Hace cuatro años fue elegido para su primer puesto como secretario de Justicia y Libertades de la ejecutiva regional y ahora ya aspira a la secretaría general. ¿Es adecuado o apresurado?
-En el partido llevo más tiempo, pero ésta no es una decisión que haya tomado ahora, la tenía en la cabeza desde hace algún tiempo y ha sido una reflexión colectiva con gente del partido que piensa igual. Se trata sobre todo de un proyecto colectivo. El acento no está en la persona que lo lidera, sino en el equipo y el proyecto. No pretendo ser un líder mesiánico, sino una persona que coordine un equipo y que ponga al partido a trabajar.
-¿Y qué equipo es ese?, ¿lo tiene ya perfilado?
-Tengo alguna idea, pero creo que ahora no es el momento de hablar de la ejecutiva...
-¿Cuál sería, al menos, el perfil de esa ejecutiva si gana el congreso?
-Hay dos personas que están en mi equipo ahora y que he dicho que van a estar también después, que son José Antonio Mira y Carmen Baños. Son portavoces municipales en sus respectivos municipios [Santomera y Lorquí], representan una nueva generación y son competentes y capaces. En todo caso, creo que la ejecutiva tiene que tener un esquema colegiado, con un núcleo duro y básico de ocho o nueve personas en áreas de vicesecretarías...
-¿Ocho o nueve vicesecretarías?
-Bueno, no quiero precisar tanto. Pero sí un grupo permanente y operativo de ocho o nueve personas que trabajen en áreas fundamentales, como municipal, organización, formación, estrategia, comunicación, política autonómica e institucional... Vamos a crear una ejecutiva permanente, que ahora no tenemos. Una cuestión importante será el peso del municipalismo en la próxima dirección.
-¿Qué ha aprendido en estos cuatro años en la ejecutiva regional del partido?
-Desde 2004 he estado asesorando al partido en materia jurídica y he tenido la suerte de trabajar con gente como José Ramón Jara, del que aprendí mucho, como por ejemplo que la lealtad al partido debe estar por encima de cualquier posición personal. Puedo decir que conozco el partido y su estructura, y como la conozco creo que hay que cambiarla. Hay que eliminar las mesas camilla, y para ello hay que abrir el partido a todos, pero de verdad.
-Usted se presenta como el representante genuino de la renovación, pero es miembro y portavoz de la actual ejecutiva, ¿no es eso contradictorio?
-Claro que sí, pero esa etiqueta no me la he puesto yo, han sido los medios. Yo no voy diciendo por ahí que soy la renovación. Creemos en la renovación, pero no por una cuestión de edad. Lo que hay que renovar son las formas de hacer política y de entender el partido. Hay mucha gente, mayor y joven, que puede aportar experiencia y conocimientos. Aquí no sobra nadie.
-¿Han tratado de disuadirle desde la ejecutiva regional para que no presente su candidatura?
-Me han advertido de que no ponga en riesgo mi carrera política por dar este paso.
-¿Quién?
-Eso lo omito.
-¿Está satisfecho con la actuación de la ejecutiva y del secretario general con respecto a este proceso?
-No conozco cuál es la situación del secretario general...
-Lo que le pregunto es si están siendo neutrales.
-Que yo conozca no ha habido ningún pronunciamiento público en favor de ningún candidato.
-¿Y en privado?
-Conozco posicionamientos privados, pero como son privados no puedo demostrar que sean así.
-¿Qué necesita el partido, una transición o una revolución?
-El partido no necesita ninguna transición, porque llevamos mucho tiempo en una situación que no es de recibo para un partido de gobierno. Además, la historia hay que revisarla para no volver a cometer los mismos errores. No podemos aplazar la solución del partido, porque los posicionamientos personales pueden poner en riesgo el proyecto colectivo. Hay algunas medidas que proponemos que pueden ser una revolución en la participación, como la consulta directa a las agrupaciones de asuntos importantes o la limitación de mandatos, pero no pretendemos ponerlo todo patas arriba, sino cambiar el partido.
-¿Cree que se le puede ganar al PP en las próximas elecciones autonómicas, dentro de tres años?
-No sería realista si dijera que estoy absolutamente seguro de que sí. Pero puede ser si hacemos el trabajo dentro del partido y ponemos en marcha una organización eficaz, si los militantes se implican, si trabajamos desde los municipios y ganamos credibilidad. Tenemos una buena oportunidad política para cambiar la tendencia, porque el PP ya no tiene a quien echarle la culpa. Es difícil, pero no imposible.
-Usted ha hablado con Rafael González Tovar y Roberto García para presentar una candidatura conjunta, pero no ha sido posible. ¿Por qué?
-No ha sido posible porque para negociar uno tiene que tener voluntad propia, y yo no la he encontrado en las personas con las que he hablado. Lo he intentado, y de forma sincera, porque creo que el partido debe estar por encima de todos, pero no he podido. Yo no tengo ninguna atadura ni vínculos con el pasado, y para hablar con una persona ésta tiene que hacerlo sin tener que consultar con otro si puede o no llegar a un acuerdo.
-¿Se refiere a Roberto García y su relación con Ramón Ortiz?
-Me remito a lo que he dicho.
-¿Qué otras diferencias cree que hay entre usted y sus competidores a la secretaría general?
-Yo no soy quien debe opinar sobre otros candidatos, pero he oído a alguno decir [González Tovar] que no ha estado en ninguna ejecutiva, como si no quisiera asumir la responsabilidad de los últimos años. Yo sí he estado en la última ejecutiva, pero donde nunca he estado es en ninguna mesa camilla.
-Usted tiene buenas relaciones con el secretario de Organización federal, Óscar López.
-Sí.
-¿Espera alguna ayuda por ese lado?
-No. Las relaciones personales son solo eso. Estoy convencido de que la ejecutiva federal en este proceso no va a intervenir...
-Sería la primera vez.
-No lo sé. Yo creo que debe estar informada, pero que no va a intervenir. Lo que espero es neutralidad de la ejecutiva federal.
-Durante su etapa como asesor jurídico del partido, usted presentó muchas de las denuncias por supuestos casos de corrupción contra altos cargos del PP. A la vista de que la mayoría está aún por resolver o no ha llegado a nada, ¿volvería a hacer lo mismo si se viera en la misma situación?
-Presenté esas denuncias porque me lo solicitó la ejecutiva regional, que era para la que trabajaba, no fue decisión mía. En todo caso, no es cierto que las denuncias no hayan llegado a nada. Yo no tengo la culpa de que la administración de Justicia sea lenta, pero los procedimientos que el PSOE inició no solo han tenido éxito, sino que han logrado parar tramas de corrupción que estaban haciendo mucho daño en municipios. El ejemplo es Totana. En cualquier caso, si yo soy secretario general, el PSRM seguirá combatiendo la corrupción, aunque la gente no nos lo reconozca electoralmente.
En Tuenti