laverdad.es
Sábado, 20 septiembre 2014
nuboso
Hoy 19 / 32 || Mañana 21 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Indignación de los usuarios por los problemas con el autobús

MURCIA

Indignación de los usuarios por los problemas con el autobús

'La Verdad' recorre la ciudad con viajeros de la Línea 2, una de las que están amenazadas, y constata el respaldo general a la plantilla

17.03.12 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los usuarios del autobús están literalmente hasta la coronilla de los problemas con la concesión del transporte público y reclaman al Ayuntamiento y a la Comunidad Autónoma que no escurran el bulto y aporten soluciones a una situación que no es nueva y que cumple ya cuatro años en danza. La jornada de ayer transcurrió con normalidad en el servicio urbano, sobre el que hay una amenaza de cese de líneas por resultar deficitarias para Latbus y cuya última decisión está en manos de la titular del juzgado de Lo Mercantil nº 2 de Murcia, que ha optado por el camino de la prudencia antes de autorizar el cierre de la concesión por resultar a todas luces insostenible para una empresa que está acogida voluntariamente a una situación de concurso de acreedores.
Según los administradores concursales, las 17 líneas incluidas en el paquete urbano generan a la compañía unas pérdidas mensuales de 150.000 euros. Latbus está a la espera de que las administraciones -Ayuntamiento y Comunidad Autónoma-Entidad Pública del Transporte- se pronuncien sobre el Plan de Viabilidad propuestor la compañía con el visto bueno de los administradores concursales nombrados por la juez y que propone una actualización de las tarifas -llevan 4 años congeladas- y una reordenación de servicios que podría traer cambios en frecuencias, rutas y horarios con el fin de hacer viables las concesiones tanto de Murcia como pedanías.
Y, al margen de las negociaciones en despachos y de las versiones de unos y otros, los viajeros se preguntan cuándo acabará este tormento y por qué siempre son ellos los damnificados. 'La Verdad' acompañó ayer a los usuarios de la línea 2, que hace un recorrido circular por la ciudad partiendo desde La Glorieta, para conocer qué valoración hacen del servicio y qué les parece la convocatoria de huelga de trabajadores, que se mantiene a partir del lunes (San José) y de forma ininterrumpida con servicios mínimos del 50%.
Diego Camacho, asesor fiscal, es un habitual de la línea 2. No tiene carné de conducir y recurre al bus por comodidad y rapidez. «A partir del martes tendré que ir andando al trabajo», admite. Su viaje desde La Glorieta a Primero de Mayo apenas dura ocho minutos. «De los conductores no tengo queja, son buena gente, pero sí de la empresa, porque están haciendo una gestión nefasta». José Felix Arjona, conductor del vehículo, que lleva 23 años trabajando en la empresa, asegura que nunca hasta hace unos años habían tenido problemas para cobrar las nóminas. «En general, la gente está satisfecha con el servicio, yo no recibo quejas. Este autobús pasa cada 12 minutos y se cumple porque apenas hay caos de tráfico. Pero la gente sí que está preocupada por el cese de servicios y por la huelga porque les trastoca su vida».
«¡Hay muy poca vergüenza!»
Es lo que piensa Carolina Cerezo camino de Vistabella, que se enciende cada vez que oye hablar de la huelga de Latbus: «Es que la empresa tiene muy poca vergüenza porque circulan menos autobuses y esos días se quedan con el dinero de los bonos que estamos pagando. Lo que teníamos que hacer los murcianos es, además de apoyar a los trabajadores en sus reivindicaciones, hacer también nosotros huelga y subir gratis a los autobuses porque nos están tomando el pelo».
Encarna Arce, vecina de Beniaján, considera insuficiente el servicio que se presta en las pedanías de la Cordillera Sur y reclama que, por lo menos, cumplan las frecuencias anunciadas en los paneles informativos. «La línea 30 tiene un servicio pésimo, es un calvario», asegura esta usuaria, que tenía previsto viajar a Murcia en el autobús de las 10.40 horas, «pero no pasó hasta las 11.05, de modo que ya me contarás tú si nos merecemos este transporte».
El sentir general es de apoyo a los trabajadores en sus reivindicaciones laborales, ya que, según Josefa Espinosa, antigua trabajadora del psiquiátrico, «a todos nos gustan que nos paguen cuando trabajamos y yo en 30 años al pie del cañón no tuve ni un solo problema para cobrar, y ahora mira, ni siquiera la Comunidad Autónoma cumple, y lo sé por mi hija». María del Mar Valverde, a punto de apearse en Gran Vía, se despacha a gusto sobre el conflicto: «Trabajo en pleno centro y es imposible aparcar, no hay sitio y los aparcamientos son carísimos. Cojo tres veces al día el autobús y los problemas con la empresa no son de ahora. Creo que el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma tienen gran parte de culpa porque han desperdiciado 4 años para lograr una solución digna» al follón.
En Tuenti
Indignación de los usuarios por los problemas con el autobús

Dos viajeros de la línea 2, ayer, durante el recorrido que realizó 'La Verdad'; el servicio funcionó con absoluta normalidad tras reconsiderar Latbus el cese. :: FRAN MANZANERA/AGM