laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 17 || Mañana 12 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El agujero del fútbol regional

FÚTBOL

El agujero del fútbol regional

14.03.12 - 01:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Algo no están haciendo bien los dos grandes clubes de la Región cuando la mayoría de jóvenes que comienzan a destacar en cualquier equipo o escuela de fútbol murciana prefieren antes enrolarse en las filas del Valencia, Villarreal, Elche, Hércules, Valladolid o Espanyol, que jugar defendiendo la camiseta del Real Murcia o del Cartagena. ¿Es desidia de los dos grandes del fútbol regional, afán de negocio de los representantes, prepotencia de sus dirigentes o solo falta de instalaciones adecuadas de los dos equipos más importantes de la Región? Lo que parece evidente es que algo no funciona para que muchos de los talentos que se forjan en los campos de tierra y césped artificial de nuestra Región acaben explotando sus virtudes futbolísticas con otra camiseta distinta a la de los equipos de su tierra.
Algo está fallando para que jugadores murcianos como Botía, Andrés Fernández o Javi García, entre otros, estén jugando al máximo nivel en las mejores ligas de Europa sin haber vestido la camiseta grana o blanquinegra. De hecho, de estos tres solo Botía jugó durante algo más de un año en el equipo propiedad de Jesús Samper, antes de tomar el camino que llevaba a La Masía, el semillero del Barça. O para que Manu Trigueros, jugador criado en la cantera del Real Murcia y que debutó en Segunda B gracias a Manolo Requena en el Imperial, esté apoyando con sus goles y su fútbol al Villarreal B en su lucha para mantenerse en Segunda. En los últimos años la espantada es brutal y cada temporada decenas de jóvenes participan en pruebas de selección de equipos como el Villarreal, Valencia o Atlético, entre muchos otros.
Solo del Plus Ultra, equipo de Llano de Brujas que dirige el propio Cholo, han salido varios jugadores en los últimos meses. Arturo Molina milita ahora en el equipo cadete del Valencia, Álvaro Rosas juega en el Levante B y Marcos Legaz es un delantero por el que el Real Madrid tuvo que pelearse con el Atlético: «Les dan más facilidades y más oportunidades para progresar en esos clubes que aquí. Además es decisivo el hecho que el Real Murcia no tenga ciudad deportiva, debería haber estado hecha antes que el estadio», afirma Cholo, director deportivo del Plus Ultra y descubridor y artesano con las jóvenes promesas. Pero hay más.
En 2010, la selección murciana cadete fue subcampeona de España en Barcelona. Solo un año después, cuando los jugadores eran juveniles de primer año, ocho integrantes de esa selección abandonaron la Región para jugar en otros equipos. Lo peor es que no todos se fueron al Real Madrid o al Barça, que hubiera sido comprensible, sino que algunos recalaron en el Valladolid o Almería: «Es una cuestión de confianza para que los jóvenes puedan terminar de explotar. Quizás se le da prioridad al resultado y no a la formación y al futuro del jugador. Aquí el Real Murcia y el Cartagena van al corto plazo. Hay que confiar en la gente que viene de abajo, no es normal que todos los años cuatro o cinco jugadores murcianos fichen por equipos de fuera de la Región», comenta Jesús Rosagro, director deportivo de la Federación Murciana.
Lo del Cartagena tiene un punto de partida más sencillo: Paco Gómez decidió la pasada temporada disolver las bases del club albinegro para quitarse gastos de encima y firmar un contrato de filialidad para salir del paso con el Efesé de Gómez Meseguer. Todo por ahorrarse 300.000 euros, una ficha similar a la de muchos jugadores del primer equipo que ni siquiera juegan. En los últimos meses la espantada de jugadores cartageneros hacia otros equipos que en su mayoría no cuentan con el glamour que tienen el Madrid o el Barça ha sido tremenda. Para empezar, Molina, el tercer portero para Juan Ignacio Martínez procedente de la cantera, sí emigró a las filas del Real Madrid Castilla, a la vista de Mou.
Otro caso muy sonado fue la marcha del joven marroquí Hicham Kalohua desde el equipo albinegro al Almería, propiedad del empresario almeriense Alfonso García. Hicham, que nació en Cartagena y que ha jugado siempre en equipos de la Región, llegó a probar con el Manchester City y con el Real Madrid, en una jornada de captación que se realizó en la localidad murciana de Puebla de Soto. Hace solo unas semanas, el albinegro Alberto Dorado decidió dejar Cartagena para jugar en el Elche mientras que Trigueros se fue al Atlético de Madrid. Quizás uno de los argumentos que esgrimen para abandonar Cartagena es que el equipo de Paco Gómez no tiene ningún jugador de la cantera en sus filas tras la marcha de Héctor Yuste al Cádiz y la cesión de Dani Gómez al Orihuela.
Pepe Gómez Meseguer es propietario de la única ciudad deportiva que existe en la ciudad de Cartagena. El dueño del verdadero Efesé, el equipo que milita en Tercera, posee todas las bases del equipo de Paco Gómez, tras el convenio de filialidad firmado por ambos clubes y tras la abolición de la cantera que el equipo blanquinegro poseía en La Unión. Para él, no solo los dos clubes más grandes de la Región tienen la culpa:
«Muchos de los que se van no triunfan. Los padres hacen mucho ruido cuando sus hijos se van pero ninguno cuando vuelven sin triunfar. Ven que salen otros compañeros y se ponen nerviosos. Los chavales, cuando son cadetes de primer año quedan libres y casi todos tienen representante». Aún así, el empresario cartagenero piensa que algo se está haciendo mal: «Es increíble, yo a veces alucino cuando se marcha los jugadores a equipos como el Almería o el Valladolid. Nosotros somos una escuela, no podemos pararles y siempre que hay algún jugador interesante lo ponemos en conocimiento del Cartagena. Pueden subir a entrenar al que quieran».
En el Real Murcia, aunque es un club con una tranquilidad institucional que permite a las bases competir en todas las categorías y formar cientos de jugadores cada temporada, el mayor obstáculo es la ausencia de una ciudad deportiva y una residencia que permita competir con equipos como el Villarreal, el Valencia o el Almería. De hecho, estos equipos, para captar a las promesas del fútbol murciano, organizan visitas de los padres de los futbolistas a estas instalaciones y además ofrecen cantidades económicas para que sus hijos se decanten por sus equipos.
El equipo grana está lejos de este modelo: «Nosotros no podemos competir con esas canteras. Nosotros intentamos hacer un buen trabajo, formar a los chavales y que la gente se sienta a gusto en nuestro club, pero siempre dentro de nuestras posibilidades», afirma Pedro Muñoz, director técnico de la cantera grana. Además el Real Murcia, a veces, es utilizado por otros clubes al formar jugadores desde pequeños para que otros equipos se los lleven: «Hay un vacío legal porque hasta cadete de primer año los equipos se pueden llevar a los jugadores sin pagar nada. Nosotros no podemos hacer nada», asegura Muñoz.
Con el Valencia
La Escuela de Fútbol de Pinatar nació el 16 de agosto de 1989 y su máximo exponente es Mariano Sánchez, actual capitán del Cartagena. La entidad que preside Pablo Albaladejo cuenta con 300 niños y una filosofía muy especial, con jornadas de formación a nivel táctico, físico, técnico y psicológico en las que ha contado con la participación de profesionales del fútbol como José Miguel Campos, exentrenador del Real Murcia, o de Antonio Gómez, preparador físico del Cartagena, entre otros. El acuerdo entre el Pinatar y el Valencia busca motivar tanto al niño como a los formadores del club que lo tienen a su cargo. El acuerdo con el club que preside Manuel Llorente engloba varios puntos como la organización de jornadas anuales de formación para los entrenadores de Pinatar, que incluirán la presencia de entrenadores del Valencia. Además, los entrenadores de la Escuela de Fútbol Base de Pinatar podrán visitar las instalaciones del Valencia para presenciar entrenamientos de los equipos de la cantera del Valencia, desde las categorías inferiores hasta el Valencia-Mestalla.
Además, el actual tercer clasificado en Primera tras el Real Madrid y el Barça realizará partidos de captación para las categorías inferiores del Pinatar. El acuerdo incluye la visita de jugadores del Pinatar a algunos entrenamientos del primer equipo del Valencia y la visita al hotel de concentración, con firma de autógrafos incluida, cuando el equipo que dirige Unai Emery visite Murcia.
«El acuerdo es una maravilla. No solo se trata de que se puedan llevar un chaval de nuestra cantera y que podamos recibir una compensación económica a cambio. Eso es lo de menos. Lo mejor es que nuestros monitores pueden ir a su ciudad deportiva, atendiéndolos muy bien y recibiendo mucha información y formación. No quiero ni pensar cuando vayan autobuses con nuestros jugadores a pasar un día y a disfrutar», asegura Pablo Albaladejo, su presidente.
Su intención, antes de firmar por el Valencia, hubiera sido con un club de la Región: «Hace dos años años firmamos un convenio con el Cartagena. Paco Sánchez y Juan Expósito estaban haciendo las cosas muy bien, estaban haciendo algo grande, firmando convenios con equipos. Este año Paco Gómez se lo ha cargado todo. El Real Murcia no lo hace y nosotros no tenemos relación con ellos. Es una pena porque ellos lo tienen todo a favor. Si no cuidan las canteras nunca serán grandes», afirma.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El agujero del fútbol regional

buscador

Buscador de deportes
buscar