laverdad.es
Viernes, 22 agosto 2014
sol
Hoy 21 / 33 || Mañana 21 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cinco detenidos por el asesinato del empresario cárnico de Cartagena

REGIÓN MURCIA

Cinco detenidos por el asesinato del empresario cárnico de Cartagena

Tras más de un año y medio de investigación, la Guardia Civil arresta en Perín y Guadalajara a los presuntos autores del crimen y sus cómplices

25.02.12 - 02:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ha pasado más de un año y medio desde que el asesinato del empresario cárnico Jerónimo Roca conmocionó a la diputación cartagenera de Cuesta Blanca, donde vivía. Más de un año y medio en el que, sin embargo, la Guardia Civil no ha dejado de indagar y que finalmente ha dado sus frutos. La Benemérita ha detenido a cinco personas, en Cartagena y Guadalajara, por su presunta implicación en la muerte de un tiro de 'Franvi'. A falta de que presten hoy declaración ante el juez, todo apunta a que el crimen del empresario, de unos 60 años y padre de cuatro hijos, podría haber sido un robo que se fue de las manos.
El terror entró en la finca Los Remolinos -que da nombre a esta operación- la madrugada del 19 de septiembre de 2010. Jerómino vivía desde hacía años en este apartado paraje en un imponente chalé junto a su mujer. Ambos dormían cuando dos encapuchados se colaron por una de las ventanas de la vivienda armados, según la Benemérita, con machetes de grandes dimensiones y escopetas de cañón recortado. Una vez dentro, los encapuchados sorprendieron al matrimonio en una de las habitaciones y, amenazándoles con las armas que llevaban, amordazaron primero a la mujer. La investigación desveló poco después que Jerónimo también fue amordazado y atado a la cama por los asaltantes. Fue allí, donde recibió un único disparo en la cabeza que acabaría con su vida.
Con estos hechos sobre la mesa, la Guardia Civil comenzó una investigación que pronto arrojó dos vías, dos hipótesis. Una de ellas, que los asaltantes eran unos ladrones que, engatusados por el lujo del chalé o tras planearlo previamente, optaron por meterse dentro y dar un 'golpe'. La segunda hipótesis apuntaba a que los detenidos habían acudido a la vivienda de 'Franvi' para ajustar una deuda y que, bien porque así lo llevaban pensado o porque el discurrir de los hechos llevó a ello, acabaron disparándole.
Desde un primer momento, la hipótesis del robo se perfiló como lógica. Jerónimo Roca era un empresario de cierto éxito, que vivía en un ostentoso chalé ubicado en un paraje bastante apartado. La única compañía para el matrimonio eran algunas viviendas de su propiedad situadas a bastantes metros de distancia de la casa y en las que vivían algunos de sus empleados, que no escucharon ruido alguno en la noche del crimen. La familia, además, aseguraba que los asaltantes habían logrado hacerse con un exiguo botín de 400 euros antes de darse a la fuga.
Sin embargo, pese a la fuerza de esta teoría, la posibilidad de que se tratase de un ajuste de cuentas nunca se dio por descartada. Tanto es así, que el entonces delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, se atrevió apenas dos días después del asesinato a descartar de forma tajante que éste se tratase de un robo.
«Paga lo que debes»
No en vano, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil contaban con detalles que apoyaban la hipótesis del cobro de una deuda. Uno de ellos, quizás el más importante, se hallaba en la declaración de la propia mujer del empresario. Ésta aseguró a la Benemérita que los encapuchados entraron a la vivienda reclamando dinero y que la situación se volvió más violenta después de que su esposo les entregara los 400 euros y les dijera que no tenía más efectivo. «Paga lo que debes», fueron los repetidos gritos que, según relató la esposa de 'Franvi', escuchó proferir a los delincuentes.
Otro de los detalles que llamaron la atención de los agentes de la Guardia Civil fue el hecho de que en la vivienda existiesen obras de arte de extraordinario valor que los encapuchados, sin embargo, abandonaron a su paso. «Los ladrones se marcharon como habían venido», destacó el delegado del Gobierno en aquellos momentos. Un hecho, sin duda, bastante elocuente.
Otro de los aspectos que los investigadores han tenido muy en cuenta en sus pesquisas son las elevadas deudas que, al parecer, arrastraba el industrial. Los vecinos de la zona explicaban, tras el crimen, que Jerónimo había tenido contratiempos en sus relaciones comerciales y que algunas personas podían haber tenido rencillas con él por ese motivo. Algunas fuentes consultadas por este diario hablaban en ese momento de seis millones de euros.
La Guardia Civil reconoce que la 'Operación Remolino' ha contado con varias líneas de investigación que, finalmente, les ha llevado a la detención de un grupo de personas en la localidad de Cabanillas del Campo, en Guadalajara, y en la diputación cartagenera de Perín. A estos arrestados, que hoy serán puestos a disposición del juez, se les imputan los delitos de homicidio, allanamiento de morada, encubrimiento, tenencia ilícita de armas, asociación ilícita, robo con violencia e intimidación y denegación de auxilio. En los registros que se han llevado a cabo en esta operación se han hallado efectos relacionados con el crimen del empresario cárnico. Los detenidos son J.A.G.F., J.S.S., A.S.S., J.S.S: y M.C.L.S. Todos ellos de nacionalidad española. Hoy deberán aclarar ante el juez cuál fue realmente el motivo que presuntamente les llevó a matar a 'Franvi'.
En Tuenti
Cinco detenidos por el asesinato del empresario cárnico de Cartagena

Guardias civiles, haciendo una inspección ocular en el chalé del empresario cárnico la mañana siguiente a su asesinato. :: ANTONIO GIL/ AGM

Cinco detenidos por el asesinato del empresario cárnico de Cartagena

Jerónimo Roca, el empresario asesinado. :: CEDIDA