laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 23 / 35 || Mañana 23 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un golpe en el corazón

ESCENA | 'HIMMELWEG (Camino del cielo)'

Un golpe en el corazón

14.10.11 - 01:27 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lo dice César Oliva, director artístico del Teatro Circo de Murcia (TCM): «No lo duden: 'Himmelweg (Camino del cielo)' es uno de los textos más hermosos que ha dado la dramaturgia española contemporánea y su autor, Juan Mayorga, el heredero directo de los grandes dramaturgos del siglo XX, desde Buero Vallejo a Sanchis Sinisterra». Y tiene razón. Hoy, precisamente, esta obra, montada con talento y acierto por la compañía murciana Ferroviaria, que dirige Paco Macià, e interpretada en uno de sus principales papeles por César Oliva Bernal, llega -a taquilla y a las 21.30 horas- al TCM.
'Himmelweg (Camino del cielo)', estrenado el 17 de agosto de 2010 en el 41 Festival Internacional de Teatro y Danza de San Javier, que coprodujo el espectáculo, es un trabajo espléndido en su sencillez. El propio Juan Mayorga (Madrid, 1965) asistió emocionado, sonriente y feliz a la representación de la puesta en escena de su obra que tuvo lugar, en enero de 2011, en L'Escorxador de Elche. Emocionado durante toda la función, que se desarrolló en mitad de un espectacular y poético silencio, y sonriente cuando, rodeado de los actores a los que felicitó uno tras otro por su convincente y entregado trabajo, recibió los aplausos del público puesto en pie.
«Es un montaje espléndido, sólo tengo para Paco Macià y para cuantos lo han hecho posible palabras de agradecimiento», dijo entonces Mayorga, Premio Nacional de Teatro 2007. «Como espectador», añadió, «he sentido una profunda emoción, y como autor he disfrutado mucho viendo el respeto con el que ha sido tratado el texto y la reacción del público, completamente atento a la historia que le hemos contado». Esta obra de Mayorga ya había sido llevada con anterioridad a los escenarios por directores de la talla internacional del francés Jorge Lavelli y el argentino Jorge Eines.
'Himmelweg (Camino al cielo)' nos recuerda cómo, en junio de 1944, la propaganda nazi organizó en el campo de concentración de Terezín, a unos pocos kilómetros de Praga, una puesta en escena que obligó a los prisioneros judíos a interpretar felices escenas de la vida campestre, escritas para la ocasión por sus propios verdugos. Se trataba de engañar al inspector de la Cruz Roja enviado como observador internacional con la misión de averiguar la realidad de los rumores que hablaban del exterminio judío.
«Esta obra -dice Mayorga- habla de un hombre que se parece a casi toda la gente que conozco; tiene una sincera voluntad de ayudar a los demás; quiere ser solidario; le espanta el dolor ajeno». «Sin embargo, también como casi toda la gente que conozco», continúa, «ese hombre no es lo bastante fuerte para desconfiar de lo que le dicen y muestran. No es lo bastante fuerte para descubrir que 'Camino del cielo' puede ser el nombre del infierno. No es lo bastante fuerte para ver el infierno que se extiende bajo sus pies».
El montaje de la Ferroviaria, que cuenta con la escenografía del siempre interesante Ángel Haro, el diseño de iluminación de Juanjo Llorens, el vestuario de Joan Miquel Reig, y la extraordinaria colaboración musical en directo de Caro Ceice, sorprende por el impacto emocional que provoca su sencillez.
Estamos ante un espectáculo, dirigido por Paco Macià, tan rotundamente sobrio como bello, tan sencillamente bien construido como emocionante en su tristeza y su humanidad, tan elegante como comedido, tan conmovedor de ver como necesario hoy. Nos vamos de viaje -ida y vuelta, por suerte para nosotros- al infierno de los campos de concentración nazis, pero tranquilos: no veremos -solo los intuiremos-el horror, los hornos crematorios, las duchas de gas mortal, la barbarie cubierta por completo de sangre judía de todas las edades.
«Una obra de arte es tanto más bella cuanto más compleja, siempre y cuando esta complejidad esté bajo control», dice citando a Aristóteles el comandante del campo -Toni Medina- de una crueldad y un cinismo delirantes. Todo el drama se hará carne en escena a través de imágenes de una teatralidad desnuda y arriesgada: los actores respirarán sintiendo muy cerca la respiración del público, que se irá familiarizando con ellos y asumiendo la muerte final que les espera, mientras una mezcla de ternura e impotencia va rodeando estómagos y corazones. Todos los actores están muy bien y pueden sentirse orgullosos de participar en un proyecto tan hermoso, incluidos la niña Irene Belmonte y el vocalista de Caro Ceice, Javier Cuevas, estupendo en su pequeño papel y cuando interpreta la canción final, con la que la función alcanza una temperatura emocional altísima.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un golpe en el corazón

Imagen del 'Himmelweg (Camino del cielo)', durante su estreno, en 2010, en el Festival Internacional de Teatro y Danza de San Javier.:: PEPE H.R