laverdad.es
Viernes, 25 julio 2014
sol
Hoy 20 / 33 || Mañana 21 / 33 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Twitter, Twitter

EXILIO INTERIOR

Twitter, Twitter

30.06.11 - 00:51 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«En Twitter las palabras valen mil imágenes»(José Luis Orihuela)
Dicen que es de bien nacido ser agradecido. Pues empecemos por ahí: gracias a quienquiera que sea el que haya tenido la gran idea. A pesar de que los tuiteros sean considerados pájaros de gorjeo breve, maleducados -luego se aclarará-, y libres, Twitter es una buena idea. Piense el lector en lo que significa querer decir algo al mundo y saber que el mundo va a oírle. Bueno, un mundo Twitter y finito, no todo el mundo, pero al fin y al cabo, su voz podrá oírse.
En cierto modo, Twitter es una democracia en la que el pueblo habla, debate y gobierna. No vaya a creer que la red social del pájaro azul es perfecta. Como toda forma de gobierno tiene sus carencias. La primera falta es , paradójicamente, su éxito. En este río místico y salvaje que es Twitter, el mensaje no deseado dice «Twitter is over capacity» (twitter está sobrecargado), lo que significa que hay demasiados versos de 140 caracteres en el agua y demasiados pájaros en las ramas del bosque.
Todos los internautas tienen los mismos derechos. En este 'Bosque Sagrado' hay gurús, expertos, entendidos y principiantes. Los sabios o gurús marcan la norma, ellos dicen qué es válido y qué no lo es. Un pájaro azul y desnudo en el río lee sus discursos, oye sus cantos y le hace los coros ('retuits'). Ciertos pajaritos les dedican un cántico humilde y sentido. Pero un gurú elige quién merece la pena y quién no la merece. Un gurú dejará en evidencia a cualquier ave no respondiendo a su canto. Ahí se queda el pajarito más sólo de lo que estaba al principio. Quizá no sea tampoco exactamente así. Es posible que la democracia sea eso, elegir cantar o no cantar, responder o no decir nada.
El día que decida llegar aquí, si es que se lo plantea alguna vez, querido lector, oirá voces y pájaros alegres y tristes; verá pasar el cielo deprisa mientras se baña en estas aguas sanadoras. También habrá días que pasarán volando ante sus ojos, le dirán hola y adiós los otros pajaritos, sentirá frío o calor, indiferencia y dolor.
Como la vida, este Ganges enseña rápido. Uno aprende a no buscar compañía, a prestar su atención solamente a determinados cánticos. Se dirá a sí mismo en voz baja «este es un mirlo», «ese es un gorrión». Un pájaro no dice aquí estoy y ahora me voy, entra y sale cuando quiere, deja una nota o un silbo y se va batiendo libre sus alas.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti