laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 6 / 16 || Mañana 2 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El renacer de la Puerta del CIM

ARTÍCULOS

El renacer de la Puerta del CIM

20.04.11 - 02:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hace unos meses, la puerta del Penal de Cartagena, conocida como Puerta del CIM o Puerta de Aranguren, planteaba problemas más que enrevesados. Había quedado olvidada en un extraño solar triangular, enquistado entre la Facultad de Ciencias de la Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena y la calle Real. Pertenecía al Ministerio de Defensa, pero era obvio que no tenía la menor utilidad como instalación militar. Parecía abocada a la desaparición, pero la sociedad civil reclamaba su mantenimiento, recordando el valor sentimental que representaba para los miles de ciudadanos que prestaron allí su servicio militar y se hacían retratar ante sus garitas. Algunos argumentamos a favor de su conservación, señalando que después de las vicisitudes que habían rodeado la cesión a la Universidad del Cuartel de Instrucción de Marinería, con exclusión de la puerta, y el derribo parcial del muro del Penal, no cabía más opción que su conservación como elemento autónomo.
En sólo unos meses, la situación ha cambiado por completo. La Universidad Politécnica de Cartagena ha ido más allá de sus obligaciones, puesto que al fin y al cabo la puerta no estaba incluida en la parcela que recibió en su momento, y en colaboración con el Ministerio de Defensa y algunas entidades financieras, ha abordado las obras necesarias para conservar la Puerta con dignidad y rigor, evitando al mismo tiempo que entrara en conflicto con la imagen de la nueva Facultad universitaria. Esto ha exigido la actuación sobre los cuerpos adheridos a la puerta en sí; el arquitecto Ignacio Abad, autor del proyecto de conservación, ha dado un digno remate a los cuerpos laterales, que no estaban incluidos en el proyecto original de Aranguren. También se han mantenido con acierto los arranques de la bóveda oblicua posterior. Lejos de responder a un error de diseño, esta pieza materializa en mampostería la larga tradición de los arcos esviados en los tratados de cantería españoles, presente en la enseñanza de la estereotomía en la Escuela de Arquitectura de Madrid en los primeros años del siglo XX.
A su vez, estas intervenciones han requerido disponer una estructura de apoyo en hormigón armado en la cara posterior de la puerta, diseñada teniendo en cuenta la peculiar geometría de la puerta y la bóveda, y calculada de forma estricta para evitar una solución de excesivo canto, que hubiera resultado demasiado intrusiva. De esta forma, Abad y sus colaboradores han logrado establecer con la nueva Facultad una peculiar relación, que recuerda a la «distancia gótica», a la que hacía alusión Rafael Moneo cuando se refería al diálogo entre la sede de Bankinter en el paseo de la Castellana en Madrid, quizá su obra temprana más significativa, y el palacete que se le antepone.
Por otra parte, la Universidad Politécnica de Cartagena ha ido más lejos en su colaboración desinteresada con la ciudad, y no sólo ha sufragado gran parte los costes de la intervención, sino que ha aprovechado la ocasión para emprender un trabajo de investigación acerca de los diversos revestimientos murales históricos de la puerta. En un momento en el que la Escuela de Arquitectura e Ingeniería de Edificación de la Universidad se está preparando para impartir un máster oficial en Patrimonio Arquitectónico, esta forma de acercarse a la conservación de los edificios históricos reviste para nosotros una particular importancia. Se olvida muchas veces que conocer el patrimonio es tan importante como conservarlo, y que las actuaciones en las construcciones históricas dan una oportunidad excelente para estudiarlas en profundidad; en este caso, la investigación sobre el monumento ha ido de la mano de la intervención, como debería ocurrir siempre.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti