laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 17 / 26 || Mañana 14 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«El río Segura nos ha dado más muerte que vida»

LA GACETILLA

«El río Segura nos ha dado más muerte que vida»

14.04.11 - 02:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Juan Jiménez Tovar nació en la pedanía murciana de Llano de Brujas, localidad de la que fue pedáneo los años 1989 y 1990. Maestro de profesión, con treinta y tres años a sus espaldas enseñando las primeras letras, ha recorrido las localidades de Zeneta, El Raal y Puente Tocinos. Actualmente es miembro de la Junta Vecinal, que ha promovido la edición de un libro sobre la historia de la pedanía que él mismo ha escrito, y que se presentó la semana pasada.
-¿Por qué se llama el pueblo Llano de Brujas?
-Por las arenas brujas, por el tipo de arenas que había. El terreno en épocas pasadas producía hundimientos, como si fuesen arenas movedizas.
-¿Por qué se llamó también Baena?
-Había un oratorio propiedad de Antonio de Baena, de ahí que las gentes de los alrededores, cuando iban a rezar o a una misa, decían que iban a Baena. Este oratorio se encontraba junto al carril de los Zoilos, incluso todavía existe el carril de la Ermita de Baena. Aquí había una Virgen del Carmen.
-Si tuviese que pasear por el pueblo, ¿dónde me llevaría?
-Al río, para que pueda comprobar las variadas y muchas modificaciones que ha tenido y también lo que nos ha traído. Decían que a él le debemos la vida, y yo creo que nos ha dado más muerte que vida.
-¿Por las inundaciones?
-Sí, desde que se ha regulado, a través de los pantanos, hay menos inundaciones, pero anteriormente cada año había al menos una inundación y las inundaciones nos traía como consecuencia el estancamiento de aguas y la propagación de enfermedades como la malaria y el paludismo.
-El escudo lleva la leyenda 'De seda y saladares', ¿por qué?
-Esto fue lo que nos hizo crecer. En 1613 era un caserío de huerta y en 1771 había más de 1.500 habitantes. Se cultivaba la seda por parte de las mujeres y los niños; por otra parte, en los saladares se cultivaban las plantas barrillas, para la obtención de la sosa, que también se vendía dando de comer para el invierno. Nos hicimos de buena economía gracias a la seda y los saladares.
-¿Qué época ha sido la de mayor florecimiento?
-Actualmente porque hay salud y el pueblo ha crecido mucho. Antes, hasta 1930, cada tres días moría una persona.
-¿Qué festejo o actividad costumbrista destacaría del pueblo?
-Las semanas culturales de las peñas huertanas; gracias a ellas hacen que tengamos un mes de fiesta.
-¿Qué destacaría en el aspecto artístico?
-Anteriormente había una sociedad de belenistas que intentaban que las gentes más menudas se interesasen por este arte.
-¿Qué parajes recomienda visitar?
-La ermita del Rincón de San Antón, es un encanto; y la ermita de Cabecicos en honor a San Félix de Cantalicio. Ahora hay una ermita nueva en la que celebran fiesta y tienen por titular la Virgen de Contrapasmo, que realizan una romería muy llamativa bailando a la Virgen.
-¿Es difícil investigar sobre una pedanía?
-Hay quienes te facilitan la tarea. En mi caso ha sido el cronista oficial de El Raal; también, los profesionales que trabajan en los archivos son muy competentes y agradables y me han ayudado mucho.
-¿Qué aporta a la pedanía una investigación como la que ha realizado usted?
-Facilita que la gente conozca su pasado histórico, de dónde vienen y el coraje de todo un pueblo, darse cuenta de todo lo que han sido capaces de trabajar y luchar a lo largo de muchos años para llegar a ser lo que es ahora mismo el pueblo.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«El río Segura nos ha dado más muerte que vida»

Juan Jiménez Tovar, con su nueva publicación. :: M. HERRERO