laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 25 || Mañana 14 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«A veces sueño con el Tío Pencho»

REGIÓN MURCIA

«A veces sueño con el Tío Pencho»

20.02.11 - 01:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mantiene con su 'criatura', el reconocidísimo 'Tío Pencho', una compleja relación de amor-odio, similar a la un matrimonio que lleva la friolera de cuarenta años de 'convivencia'. Desde su viñeta diaria en este periódico, Manolo Sánchez Baena, 'Man', lleva cuatro décadas traduciendo la realidad regional, nacional e internacional desde la óptica de los huertanos. Y lo hace desde su condición de melillense enamorado de la Región y profundo conocedor de su idiosincrasia. El Tío Pencho nació con los días contados: su vida estaba fijada para un año. Pero el éxito y la aceptación de los murcianos, que se 'engancharon' a la versión panocha de la actualidad que todos los días ofrece desde las páginas de 'La Verdad', le han llevado a superar los cuarenta, en los que no ha faltado, ni un sólo día, a su cita con los lectores.
- El 'Tío Pencho' cumple nada menos que 40 años, cuatro décadas sin faltar un solo día a su cita con los lectores de 'La Verdad'.
- Y eso que cuando nació estaba pensado para un año. El entonces director del periódico, Venancio Agudo, me dijo que prepara algo para ese plazo y empecé a dibujar a un angelito que se llamaba 'querubino' y que hacía historietas mudas. Tenía la ventaja de que podía moverse en el tiempo y en el espacio, con astronautas, en la Grecia antigua... Sin embargo, el 'Tío Pencho' está atado a la cosa local y al panocho.
- El panocho tuvo que aprenderlo, usted nació el Melillla...
- Lo he aprendido como el que estudia inglés, con diccionarios, libros... Los de L'Ajuntaera, que también están 'chalaos' con el habla murciana como yo, me ayudan mucho. Actualmente creo que soy licenciado en 'ciencias panochas'.
- ¿Y cómo superó el 'Tío Pencho' su año de vida?
- Cuando dibujé al primero tenía como 45 o 50 años. Cuando nació yo era más joven que él y ahora soy más viejo. Eso es terrible. Para suerte o desgracia, tengo que pensar en él todos los días para dibujarlo. La situación ha llegado a un maridaje que yo incluso sueño con el 'Tío Pencho'. Cuando se me ocurre cualquier cosa, oigo una conversación, un chiste, pienso si le va o no le va. Tiene su idiosincrasia y su vida propia, y no lo puedo cambiar. De hecho, a mí el 'Pifanio' me gusta mucho más que el 'Tío Pencho', es más simpático, y he pensado en ir poco a poco dándole terreno pero no puedo. A veces, el 'Tío Pencho' hasta me es antipático, es un don sentencias... el 'Pifanio' es más buena persona.
- 'Pifanio' podría ser el 'heredero' entonces...
- Al final no voy a poder enterrar al 'Tío Pencho'. Es como las parejas del clown y el payaso. A 'Pifanio' le hace falta el 'Tío Pencho' y viceversa.
- Parece que mantiene una relación compleja con su 'criatura'...
- Incluso me he planteado dejar de dibujarlo. En algunas épocas de mi vida he tenido tanto trabajo que no podía ir ni al cine, y hacerlo todos los días me costaba mucho esfuerzo. - Pero no ha fallado ni un solo día...
- Nunca. Cuando el periódico estaba en Ronda de Levante me acercaba por la noche, lo llevaba en mano, y pasaba un rato charlando con los periodistas.
- A usted se le habrá atragantado, pero los murcianos lo adoran.
- Al principio yo creo que sí; a la gente mayor le gusta, pero yo creo que la juventud pasa del 'Tío Pencho', hay gente que no lo conoce.
- ¿Cómo lo definiría?
- Ahora me dicen que me parezco al 'Tío Pencho'. Supongo que tendré algo del personaje. He engordado, soy bajito como él, un poco cascarrabias. El 'Tío Pencho' está al loro de todo, entiende de todo, es muy 'enterao' y además es muy hábil en su definición política. Ha vivido momentos políticos muy diferentes y siempre ha ido diciendo lo que ha querido y nadie se ha molestado.
- ¿Cree que representa la idiosincrasia de los murcianos?
- Yo creo que sí. Cuando has nacido en un sitio no te das cuenta de cómo es la gente, pero cuando eres de fuera como yo y convives cuarenta años, vas viendo la idiosincrasia de cada uno, y yo a los murcianos los conozco. Me he entregado a ellos también porque lo he estudiado mucho.
- Usted es médico, cardiólogo. ¿Cómo se mete a dibujante?
-Hay muchos médicos pintores. Por regla general el médico tiene que buscarse algo. Imagina a un cirujano cardiovascular operando todos los días lo mismo, llega a ser una rutina que no hay quien la soporte. Algunos compran una casita con jardín, otros escriben, y otros pintan. Es una huida de esa profesión que aplasta. El 'Tío Pencho' cada día es diferente. Un día te tienes que documentar sobre las placas solares, y otro sobre el corredor mediterráneo. La gente también aporta muchas ideas.
- Creo que su hijo José Manuel también le echaba alguna mano de niño.
- Ahora ya se ha cansado, pero cuando era niño yo le daba dinero por 'Tío Pencho' publicado, cinco duros. Él buscaba en el periódico noticias que pudieran servir de idea, y yo le pagaba si se publicaba.
- ¿Y cuando no se le ocurre nada?
- Es horrible, ocurre por temporadas. Pero yo tengo siempre una reserva, con noticias que guardo. Pero hay veces que se pasa mal porque no se te ocurre nada. De hecho en alguna ocasión, pocas, dos o tres veces, ha salido el 'Tío Pencho' con un bocadillo diciendo: 'hoy no critico porque no se me ocurre nada'.
- Todo menos dejar de hacerlo.
- Sí, menos dejar de hacerlo. Esos días, en compensación, he hecho unos paisajes preciosos.
- Ha dibujado toda la Región...
- De todos sitios donde he ido he hecho fotos, he recorrido mucho, y he consultado muchas revistas, publicaciones, libros antiguos... Para mí ha sido el trabajo más interesante y que más me ha gustado.
- Lo no está claro es que sus nietos lleguen a conocer la huerta...
- Ha cambiado mucho. Cuando vine a Murcia era tan distinta... se acababa en la plaza Circular, alrededor había huerta; Centrofama era un descampado. Pero la gente sigue siendo estupenda y disfruta mucho de la vida, y sobre todo del tiempo estupendo que tenemos, que es una maravilla.
- ¿Y las costumbres?
- Se mantienen igual también, pero ahora la televisión y esas cosas han hecho que la vida sea más encarrilada para todos, y lo mismo se ve en Portugal que en España. Pero a pesar de eso la idiosincrasia murciana, que tanto me gusta, se mantiene.
- Por fin se va a inaugurar mañana el jardín que lleva su nombre...
- El 19 de diciembre de 2002, el Pleno por unanimidad decidió dedicarle una calle a Manuel Sánchez Baena Man, pero al final van a poner un jardín con mi nombre cerca de la rotonda de los cubos.
- ¿Qué le ha reportado más satisfacciones, su faceta de médico o la de dibujante?
- Yo creo que las dos. Ahora estoy recogiendo los frutos como dibujante. Como médico desapareces antes. Pero también me puede pasar como dibujante, deja de publicarse tu viñeta y desapareces. Ha pasado con gente, como Baldo, que ha sido un dibujante excelente y no se le ha hecho justicia en Murcia.
- ¿Tiene fans?
- Sí, pero casi todos son señoras mayores; jóvenes no tengo ninguna.
- ¿A sus nietos les gusta el 'Pencho'?
- Sí, aunque los niños ahora no hacen mucho caso, tienen la tele, internet, son de una cultura de botones.
- ¿Y no se plantea dedicarle una web al 'Tío Pencho'?
- De momento he conseguido mandarlo desde La Manga por correo electrónico, con la ayuda de una chica de la papelería, que me echa una mano. Hay gente que me dice que podría ahorrarme trabajo con todos los dibujos que ya tengo hechos si los escaneara, pero, ¡y lo que yo disfruto dibujando!
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti